Machu Picchu: Cinco datos sobre la ciudadela inca que debes conocer

Machu Picchu es uno de los lugares más visitados en el mundo, tal vez por eso logró ser considerado una de las siete maravillas del mundo moderno. Y es que conseguir que más 100 millones de personas voten por el sitio arqueológico no es sencillo.


Es así como, Diana Guerra, directora de la carrera de Administración en Turismo de USIL, recuerda cinco datos poco conocidos sobre este santuario histórico.

1. En la séptima Sesión del Comité de Patrimonio Mundial de la Unesco, realizada el 9 de diciembre de 1983, Machu Picchu fue integrada a la Lista del Patrimonio Mundial como patrimonio mixto. Esta contiene 1121 bienes de todo el mundo, de los cuales únicamente 39 son considerados mixtos. Perú tiene dos bienes mixtos en esta lista (el otro es el Parque Nacional del Río Abiseo, ubicado en el departamento de San Martín).

2. La Municipalidad Distrital de Machu Picchu también festeja a la ciudadela inca cada 8 de enero, pues en 1981 fue reconocida como Área Natural Protegida por el Estado peruano, mientras que, décadas atrás, ya contaba con la protección como Parque Arqueológico.

3. Machu Picchu ganó reconocimiento internacional gracias a que en 1911, el Dr. Hiram Bingham, comisionado de la Universidad de Yale y de la Sociedad Geográfica Nacional de los Estados Unidos, difundió el lugar internacionalmente. El sitio arqueológico era conocido por los pobladores de la zona.

4. Probablemente, Machu Picchu es el sitio patrimonial en el que más dinero y esfuerzos de conservación ha invertido el Estado peruano. Y no solo por el retorno económico que genera por la visita turística, sino también por sus valores e información clave que guarda el lugar sobre la historia y la biodiversidad del país.

5. Sus más de 38 mil hectáreas protegen 200 estructuras arqueológicas que año a año son visitadas por cerca de un millón y medio de visitantes, un 70 % extranjeros y un 30 % de peruanos.

Finalmente, Diana Guerra, directora de la carrera de Administración en Turismo de USIL, añade que la gestión de crisis por la COVID-19 traerá, sin duda, una nueva oportunidad a Machu Picchu para continuar siendo un lugar mágico que, con un adecuado manejo de visitantes, puede cuidar su salud y evitar contagios mientras sigue ofreciendo una experiencia memorable con la historia y la naturaleza andina. “Lo más importante en este contexto en el que se busca impulsar el turismo interno es que los peruanos podrán reencontrarse con un pedazo de su historia y un rincón de su biodiversidad, casi solo para ellos”, puntualiza.

peru.com

Artículos relacionados

Deja un comentario