Isla Saona, el próximo destino que vas a querer conocer en República Dominicana

Las playas de la isla Saona atraen a más turistas que todos los parques de República Dominicana juntos. No lo decimos nosotros, lo dice el mismo Ministerio de Turismo de ese país que tanto nos gusta a los argentinos.


Separada de la isla principal por unos 19 kilómetros, es una buena excursión para hacer durante el día si estás alojado en Punta Cana o en Santo Domingo. Los tours parten del puerto de Bayahibe, y ofrecen tanto catamaranes como lanchas rápidas.

Isla Saona es un espacio protegido de 110 kilómetros cuadrados, que llama la atención de cualquier mortal con sus palmeras gigantes, sus extensas playas de arena blanca y fina como talco y sus aguas cálidas y turquesas, al mejor estilo Caribe.

La mayor parte de las excursiones suelen hacer dos paradas: una en Palmilla, un fragmento de arena con una piscina natural de agua transparente que no sobrepasa la cintura, y la otra en Mano Juan, la única parte poblada de la isla, con un puñado de casas de madera, algunos restaurantes y puestos de suvenires.

Pero vamos a lo importante: la playa. Para algunos, la mejor es la que se encuentra en la parte sudeste de la isla, cerca de la laguna Canto de la Playa. Se llega por un caminito de tierra rodeado de vegetación y es el lugar perfecto para tomar sol, nadar y leer lejos de la multitud.

Otro imperdible en la isla, gracias a la claridad y la temperatura de las aguas que bañan sus costas, es hacer esnórquel y mezclarse con los peces de colores.

Tortugas y flamencos

Un dato para los amantes de la naturaleza: isla Saona es el lugar de anidación de tortugas más importante de República Dominicana. Allí se puede visitar un centro de recuperación en donde se encargan de proteger y estudiar a estos animales.

Finalmente, si lo tuyo es el avistaje de aves, no te pierdas el trekking por la Laguna los Flamencos, repleta de aves autóctonas y a sólo media hora de Mano Juan.

voydeviaje.com.ar

Artículos relacionados

Deja un comentario