Viajar a Guatemala: conoce el corazón del mundo maya

Si de algo estamos seguros es que la experiencia de viajar a Guatemala cautiva a cualquiera. Ubicación geográfica privilegiada con una riqueza natural y cultural inigualable. Es un país obviado por aquellos que se dejan influenciar por los tópicos y exaltado por los que buscan dosis de aventura y paisajes naturales de otro planeta. Es puro corazón, volcánico, que vibra con su gente y tiene una historia ancestral legado de la civilización maya.


También es playa. El Caribe guatemalteco y su costa es tremendamente salvaje con un sol deslumbrante, arenas finas, paisajes de bosque tropical, aguas de mil azules y ajeno al turismo de masas. Con todo eso, ¿se necesita algo más para disfrutar a gusto en el paraíso? Viajar a Guatemala. Esta experiencia se te quedará grabada en el corazón y, para que goces de tus vacaciones, te contamos cómo llegar y cuáles son las numerosas cosas que puedes ver en “el país de la eterna primavera”.

Cómo llegar a Guatemala desde Londres

¡Muy fácil! Gracias a los aviones de Aeromexico, que son los más modernos del mundo, puedes conectar Londres con Ciudad de Guatemala saliendo desde el aeropuerto Heathrow. Este vuelo es operado por equipos Boeing 787-8 y 787-9 Dreamliners, hace escala en Ciudad de México y llega al Aeropuerto Internacional La Aurora en la capital guatemalteca, que es el principal del país y cuenta con modernas terminales. Ofrecen servicio de casas de cambio, cajeros automáticos, tiendas, zonas de comidas y servicios de transporte directo entre la ciudad y el aeropuerto.

Viajar desde Londres a Guatemala es posible por menos precio y tiempo de lo que te imaginas. Aeromexico es la aerolínea bandera para conectar con países latinoamericanos desde Europa. Además, sus aviones están diseñados para ser más eficientes en cuanto al consumo de combustible, los asientos en Clase Premier son auténticas camas horizontales y con el servicio Free Messaging puedes recibir y enviar mensajes a bordo gratis a través de WhatsApp, Facebook Messenger o iMessage.  Estas son algunas de las tantas razones por las que volar con Aeromexico.

Qué ver en Guatemala

Ciudad de Guatemala

Aprovecha que con Aeromexico aterrizas en Ciudad de Guatemala para descubrir la capital del país. El nombre oficial es Nueva Guatemala de la Asunción y puedes dedicarle un par de días a caminar sus calles, visitar los edificios más icónicos y coloniales, pasear por el casco antiguo o disfrutar de la belleza natural no muy lejos de la ciudad.

Tienes para ver la Avenida de la Reforma, la Plaza de la Constitución, la Catedral Metropolitana, la Casa Museo MIMA, el Palacio Nacional de la Cultura, el museo Nacional de Arqueológica y Etnografía, el museo Nacional de Arte Moderno Carlos Mérida, entre otros. También puedes hacer un día de excursión por Ecovilla La Armonía que está a unos 30 minutos de la capital, ideal para que disfrutes de la naturaleza en todo su esplendor y te aventures a caminar por un bosque ancestral hasta llegar a un altar maya.

Ruinas de Tikal

Si piensas viajar a Guatemala, en el norte se encuentra una de las principales razones para que visites este país: la antigua ciudad maya de Tikal. Fue el primer sitio declarado por la UNESCO (1979) Patrimonio Mundial Cultural y Natural de la Humanidad. No es para menos, sus riquezas culturales y naturales lo convierten en uno de los mejores yacimientos arqueológicos del mundo.

Tikal, que significa “Ciudad de las Voces”, está en medio de la selva del Petén y permaneció oculta por más de mil años debido a la espesa vegetación. Constituye el asentamiento prehispánico más extenso en Guatemala con miles de edificios de los cuales únicamente el 5% se encuentra restaurado, habilitado y se puede visitar.

Te recomendamos que hagas una visita mínima de dos días para que puedas ascender a la cima del Templo IV, caminar y ver un magnifico atardecer en la selva, dormir en zonas próximas al parque para que aprecies -sin tanta gente- la Gran Plaza, los templos, las pirámides, las estelas y también disfrutes de su fauna. Tikal es uno de los sitios de mayor interés para los observadores de aves.

La Antigua Guatemala

Es otro de los lugares que ver si vas a viajar a Guatemala. Esta hermosa ciudad colonial, Patrimonio Cultural de la Humanidad, está a los pies de volcanes. Conserva sus fachadas de color pastel, sus callejuelas empedradas y las reliquias coloniales que impresionan a muchos.

Antigua ha soportado terremotos, erupciones volcánicas e inundaciones. Pero no pierde su encanto y puedes visitar la Plaza Central, la Catedral de Santiago, las iglesias y conventos o el Mirador del Cerro de la Cruz con vistas panorámica de la ciudad y sus volcanes. Además, tiene un ambientillo que alegra a los viajeros por sus tiendas artesanales, el ritmo local, la gastronomía y sus pequeñas cafeterías con encanto que impregnan las calles con aroma a café recién tostado.

Lago Atitlán

Es la postal de Guatemala que te dejará sin palabras y una parada de ensueño para los apasionados de la fotografía, sobre todo cuando la luz sale a jugar con el agua. Un lago volcánico a 1.500 metros sobre el nivel del mar que está cerca de Antigua y a orillas de “Los Tres Gigantes”: los volcanes de Atitlán, Tolimán y San Pedro La Laguna.

Como si no fuera poco su encanto natural, le salpica la energía cósmica, tranquilidad, oferta gastronómica y cultura indígena de pueblos mayas como Santiago Atitlán o San Marcos. Puedes hacer tu estancia más completa realizando alguna actividad para desconectar, como senderismo entre los bosques tupidos, meditación, yoga, masajes, sentarte a observar las aves hasta que pase un Quetzal (ave nacional) y -si te puede más la aventura- una travesía en kayak o sobrevolar en parapente.

Semuc Champey

Alejado de la civilización, aparentemente en medio de la nada, encontrarás este oasis selvático con piscinas escalonadas y tan llamativas por su color azul turquesa. Es lo más parecido al paraíso. El parque natural Semuc Champey significa “donde el río se esconde bajo las piedras”, es uno de los lugares más auténticos que no te puedes perder si vas a viajar a Guatemala.

Es famoso por su puente natural de piedra caliza, sus pozas naturales poco profundas y de agua dulce que, con solo verlas, te darán ganas de pegarte un chapuzón. Puedes hacer una excursión hasta el Mirador que sobresale de un acantilado o hacer una aventura más extensa y adentrarte a la Guatemala rural visitando las zonas próximas al parque. Tienes como opción las Grutas de Lanquín que es un gran complejo de cuevas de piedra caliza.

Mercado de Chichicastenango

Es el mercado indígena más importante de Centroamérica y el más colorido del país. Está en la ciudad sagrada de la etnia maya quiché, a casi tres horas en coche de la ciudad de Guatemala. Desde primera hora de la mañana locales y turistas se mezclan entre tradiciones, artesanías, trajes regionales, telas con mucho color, bordados, frutas, inciensos, encurtidos, estrechos pasillos y adoquinadas calles que forman este pintoresco mercado.

Te recomendamos visitar el Mercado de Chichicastenango a primera hora de la mañana para que evites la aglomeración y recorras sus calles sin los cientos de turistas que, al igual que tú, querrán visitar los miles de puestos locales. Jueves y domingo son los días con mayor actividad, hay mucha gente y poco espacio. Si te agobias, siempre tendrás la opción de sentarte a tomar algo fresco sin prisa o probar las famosas “Tortillas los tres tiempos”, es decir, que las puedes comer a cualquier hora.

Viajar a Guatemala, una experiencia inolvidable

Imagínate todo lo que puedes descubrir en un país con una historia de cuatro mil años. Lo bueno de viajar a Guatemala es que puedes visitar distintas regiones en un mismo viaje ya que las distancias entre un lugar y otro son cortas, pero seguramente volverás a Londres con ganas de regresar pronto a Guatemala para seguir adentrándote en su cultura, naturaleza y riqueza histórica. Que no se te olvide: Guatemala se te grabará en el corazón.

eliberico.com

Artículos relacionados

Deja un comentario