Turismo en Bogotá con tres presupuestos

No hay destino barato o costoso, sino viajeros exigentes y relajados. Descubra dónde dormir, qué comer y qué hacer en la capital colombiana, dependiendo del dinero con el que cuenta.


Los destinos no conocen de estratos, los destinos ofrecen planes, opciones de hospedaje, de movilidad, y de gastronomía para que los viajeros los disfruten, dependiendo de su presupuesto. Bajo esa premisa, la capital colombiana resulta camaleónica, según la experiencia que vive cada visitante. De acuerdo con el Índice de Competitividad Turística Regional de Colombia, Bogotá se consolida con el primer puesto como destino turístico competitivo del país. A continuación, tres posibles formas de conocerla, descubrirla y vivirla.

Para los más exigentes: 

Por $3’000.000:

Bogotá es la capital y la ciudad más grande de Colombia. Bogotá es verde, gracias a sus parques y a los cerros orientales que dominan los santuarios de Monserrate y Guadalupe. Pero también tiene el color del ladrillo de numerosos edificios llamados tesoros coloniales.

Si su nivel de exigencia es alto y lo que busca en esta metrópoli, además de pasarla bien, es descansar bien, la capital colombiana le ofrece opciones de hospedaje, como el Hotel W Bogotá, en la exclusiva zona de Usaquén; el GHL Hotel Bioxury, ubicado en el Chicó; y el hotel de diseño BOG, situado en la famosa Zona T.

Las alternativas gastronómicas que ofrece Bogotá son amplias, exquisitas y variadas. Algunos restaurantes imperdibles para esta categoría son: El Cielo, Criterión By Rausch y Matiz. La alta cocina, la calidad en el servicio y los detalles en sus platos son su sello característico.

Qué hacer en esta capital durante la estadía, depende de los gustos de cada persona. Sin embargo, hay unos planes tan tradicionales como recomendados, entre ellos está: pasar una noche inolvidable en Gaira Café o Andrés Carne de Res, donde el ambiente de rumba anima a todos los visitantes. Si se trata de ir de compras, dos imperdibles son el Centro Comercial Andino y El Retiro, aledaños a la famosa zona de la calle 85; o si el plan es más tranquilo e incluye un fin de semana, podría vivir una aventura lanzándose en paracaídas cerca de la ciudad.

Para los arriesgados: 

Por $1’000.000: 

Si su presupuesto se ubica en un nivel medio (tipo tres estrellas) Bogotá lo sorprenderá con opciones para todos los días. En esta categoría el abanico de hoteles es amplia y muy cómoda, con ubicaciones estratégicas y precios asequibles. Algunos recomendados son: el Hotel Bh Parque 93, TRYP by Wyndham, Mercure Bogotá Calle 100 y el Hotel Estelar Calle 100. El precio por noche promedia los 190.000 pesos.

La capital del país es referente de la buena comida, no importa si se trata de un puesto callejero o de un restaurante elegante. Lo cierto es que zonas como el colonial barrio Usaquén, La Macarena o la zona G son ideales para comer delicioso y a un buen precio. Dependiendo de la hora, después de la comida puede hacer una caminata tranquila y descubrir cafés y espacios increíbles.

En cuanto a planes, estos van desde subir al icónico cerro de Monserrate, recorrer el Museo del Oro, ubicado en el centro, visitar el Jardín Botánico José Celestino Mutis, hasta ver una obra de teatro, asistir a un gran concierto multitudinario o a un pequeño recital privado, o también puede ir a alguno de los centros culturales de la ciudad.

Para los más descomplicados:

Por $500.000:

No importa si son nacionales o extranjeros, son muchas las personas que llegan a Bogotá, por casualidad o por destino, cuyo presupuesto no es muy alto. Pero no se preocupe que, si este es su caso, la ciudad que está mas cerca de las estrellas también tiene planes y espacios ideales para la comodidad de su bolsillo.

La opción de los hostales cada vez cobra más vida a nivel mundial, cuando se piensa en ahorrar en hospedaje y compartir un ambiente con más personas. Estos son algunos sitios que podría tener en cuenta, si le interesa esta opción: Fernweh Hostel, Chapinero Hills Hostel, Mola Hostel y Hostal Casa Colibrí. El promedio es de 30 mil pesos la noche.

Disfrutar de la gastronomía en el centro de Bogotá es uno de los imperdibles en este destino. Comida típica, como las almojábanas, los buñuelos y los pandeyucas, platos elaborados como la changua, el ajiaco o la picada son algunos de los sabores que se debe llevar de regreso. Las actividades son variadas y económicas.

No puede irse de Bogotá sin caminar por las empedradas calles del Centro Histórico de La Candelaria, sin disfrutar de un recorrido tranquilo por el Parque Simón Bolívar o por el Parque de los Novios, y sin gozar de algunas actividades gratuitas, como la ciclovía, la cinemateca distrital, que ofrece exposiciones, o asistir a los Festiparques.

Artículos relacionados

Deja un comentario