Templos históricos para conocer en China

Un viaje a China se puede convertir en toda una experiencia ya que es un país gigantesco con mucho por conocer. Sus hermosos rincones naturales, sus emblemáticas ciudades, su gastronomía callejera, son algunos de sus encantos pero también merece la pena conocer algunos de los templos con historia más emblemáticos que te vas a poder encontrar y así tener un viaje completo.


Una de las propuestas es el famoso Templo del Cielo, que se puede conocer en la ciudad de Beijing. tienes la posibilidad de disfrutar del descanso en este lugar y también practicar Tai Chi, toda una experiencia. Es bastante antiguo ya que data del siglo XV, hoy en día es Patrimonio Cultural Mundial y su diseño suele atraer a muchos turistas.

Más templos de China

Es interesante conocer el Templo del Sur de Putuo en Xiamen. Ofrece la posibilidad de disfrutar de una serie de esculturas realmente interesantes, concretamente con estatuas del Bodhisattva o el Buda de mil manos, así como esculturas doradas en diferentes estancias como el Salón de los Reyes Celestiales, el Gran Salón del Buda, el Salón de la Gran Misericordia o el Depósito de Textos Budistas.

Otra de las recomendaciones es ir hasta la isla de Hainan para conocer el Templo Nanshan en Sanya. Se trata de un templo espectacular ya que ofrece unas vistas a las montañas muy bonitas. Se pueden ver la Golden Jade Guanyin y tiene una zona desde donde se pueden ver unos paisajes realmente hermosos de esta zona de China.

En Lhasa podemos conocer el templo Jokhang, un sitio de referencia para los budistas tibetanos ya que llegan hasta el templo una gran cantidad de peregrinos. Su construcción tuvo mucho que ver con las creencias de fuerzas malvadas que llegaban desde el famoso lago Wutang y por lo tanto se construyó para combatir estas fuerzas, al menos es lo que pensaba la esposa del rey Songtsan Gampo.

Muy interesante es conocer el templo Wannian en monte Emei, una ubicación más que atractiva y que permite disfrutar de vistas espectaculares. Lo más destacado del templo es que se construyó a lo largo de la dinastía Jin Oriental, desde el año 317 al 420, aunque luego se tuvo que reconstruir después de un gran incendio. Dentro podemos ver el Buda Puxian, el Diente de Buda y el Salón Beamless.

porconocer.com

Artículos relacionados

Deja un comentario