Descubre la catedral de sal de Colombia

La Catedral de Sal de Zipaquirá, ofrece a los turistas la oportunidad de explorar una mina de sal subterránea que además de ser uno de los lugares de culto más famosos del mundo, también es un punto donde convergen el arte y la arquitectura.


Esta impresionante iglesia católica romana, tallada completamente en sal y roca fue construida en 1990 bajo la dirección del arquitecto Roswell Garavito Pearl y el ingeniero Jorge Enrique Castlelblanco Reyes, quienes se enfrentaron al reto de erigir una catedral sin ladrillos ni cemento.

La joya arquitectónica de Colombia por excelencia, cuenta con 8.500 metros cuadrados y ofrece la oportunidad de disfrutar del Vía crucis compuesto de 14 estaciones donde reposan grandes esculturas de sal y mármol esculpidas por diversos artistas, entre ellos, el escultor Carlos Rodríguez, quien en repetidas oportunidades ha mencionado que este ha sido uno de los retos más grandes de su carrera y del cual se siente muy orgulloso.

La catedral cuenta también con una cúpula que simboliza la religiosidad cristiana de los cielos. Además, ofrece una experiencia única al crear un espejo de agua como resultado de la gran concentración de sal que hay en este lugar. De igual manera, el punto central de la catedral es la luminosa cruz de 16 metros de altura, única en su clase al estar hecha de sal y piedra.

Los turistas que visiten este santuario y no dominen bien la lengua española, podrán acceder a una audio-guía turística, disponible en diversos idiomas para vivir una experiencia única y completa en este, el segundo lugar de culto más importante del mundo después de La Gran Mezquita Sheikh Zayed en Abu Dabi.

caribbeannewsdigital.com

Artículos relacionados

Deja un comentario