Ecuador: Con geranios se atraerá turismo a casas de Tulcán

Tulcán quiere convertirse en la principal ruta turística y ambiental de los geranios en el país. Para ello, su Municipio desarrolla un inédito concurso con el que se pretender crear un circuito enfocado en recorridos por zonas que estén decoradas con la especie.


Giovanna Polo, directora ambiental del Municipio, cuenta que la iniciativa “Los colores de Tulcán” surgió tras descubrir que hay un gran potencial en la plantación de esta variedad que generalmente acicala patios y viviendas de los sectores rurales y urbanos.

Las hojas grandes y flores llamativas de los geranios tulcaneños son diferentes a los del resto del país. Avistar las diferentes variedades con vivas coloraciones, en residencias donde las locaciones intercalan con diversas piezas antiguas que aún son conservadas, cautiva a los visitantes.

Polo manifiesta que con este tipo de recorridos turísticos buscan rescatar y mantener esta tradición, que al mismo tiempo distrae y apasiona a las mujeres tulcaneñas.

Esta idea le apuesta al turismo de contemplación, ambiental y vivencial, que en otros países brinda réditos económicos. Los creativos de este certamen sostienen que está en marcha un proceso que posibilitará explotar esta riqueza existente en más de ochenta sitios de la ciudad y el campo.

A esta propuesta, que intenta reactivar la economía con estos itinerarios ecoturísticos, va anclado el tema gastronómico y paisajístico. En el recorrido constan lugares cercanos a la frontera, como Calle Larga, donde hay la posibilidad de divisar Ipiales y Tulcán.

Ese sector rural se torna en un mirador, donde la naturaleza atrapa con su magia a los citadinos y los invita a respirar a más de 2950 metros sobre el nivel del mar. En estas viviendas, mujeres de más de 70 años cuentan historias y experiencias vividas con los geranios.

Cada casa tiene un estilo único y belleza escénica que vuelven atractivas y motivadoras las visitas. Las propietarias son las encargadas de brindar la guianza a través de la vasta información que poseen sobre estas plantas.

En la ruralidad de Tulcán todavía se mantienen las ancestrales cocinas en que se utiliza leña, alrededor pululan cuyes y gallinas que son parte de la ambientación de estas viviendas, donde los colores de los geranios impactan la decoración.

Cristian Benavides, alcalde de Tulcán, califica como positivo este primer ensayo. “El pasado 2 de noviembre, más de 800 personas disfrutaron, en un solo día, de un recorrido guiado que visibilizó por más de 14 horas estos espacios coloridos que tiene Tulcán”, expresa el alcalde.

Quienes fueron parte de esta primera prueba recibirán talleres para mejorar las técnicas en cortes y varios tips en el cuidado de esta especie.

Nietos e hijos fueron los que inscribieron a sus madres o abuelitas para que participen en este evento, en muchos de los casos sin previa consulta.

Jairo, un adolescente que reside en la zona suroccidental de la ciudad, confiesa que inscribió a su abuela para darle una sorpresa y reconocer el trabajo que realiza diariamente en el cuidado de estas flores.

Un total de 88 inscritos de las parroquias El Carmelo, Santa Martha de Cuba, Tufiño, Julio Andrade y Tulcán exhibieron sus jardines, corredores y frontones, que no son similares, debido a que tienen innumerables variedades, que surgen de fusiones que realizan desde la experticia que han adquirido.

Stalin Lima, responsable del vivero municipal, explica que después del concurso les brindarán a todos los participantes capacitación en la manutención de estos espacios.

Están previstas además giras experimentales hacia otras ciudades para intercambiar conocimientos y la realización de talleres para la elaboración de aceites, esencias, perfumes y el denominado té de geranio.

Es decir, quieren darle un valor agregado con el objeto de crear paralelamente pequeños emprendimientos que permitirán a los horticultores comercializar las diferentes especies o producir subproductos.

Elvira Escobar, una de las triunfadoras en el concurso, cuenta diferentes historias sobre cómo cuida a los geranios. Asegura que les canta, habla o les hace escuchar música. Afirma que algunas variedades ya tienen 30 años.

La ruta de los geranios aspira a posicionar a Tulcán como el punto principal de esta especie en el país. (I)

Comercio en Tulcán no despega

El comercio en Tulcán, pese a que diciembre es un mes considerado de compras no despunta. Son más los locales que se cierran en esta ciudad fronteriza, según la Cámara de Comercio. El fin de semana más de 30 mil ecuatorianos que arribaron desde varias ciudades se tomaron los principales centros de comercio de la vecina ciudad colombiana de Ipiales, convirtiéndose Tulcán solo en ruta de paso.

eluniverso.com

Artículos relacionados

Deja un comentario