Parijaro y Regalia de Curimaná, dos hermosas cataratas de la selva que debes conocer

La selva peruana sigue ocultando interesantes paisajes que nos quitan más de un suspiro. En este caso hablaremos de dos cataratas poco conocidas, pero cuya majestuosidad merece mucho más renombre. Una de ellas se encuentra en Pucallpa y la otra en Junín. Apuesta por darte una escapada y bañarte en sus frescas aguas.

CATARATA REGALIA DE CURIMANÁ

Se encuentra en Pucallpa y desde dicha ciudad te espera un camino de tres horas. Es un destino poco conocido puesto que debes viajar por bote y luego una caminata a 20 minutos. Un reto deportivo que tiene su recompensa.

La mejor temporada para viajar a esta zona es de abril a octubre, ya que hay rayos solares y el calorcito te ayudará a sumergirte en las aguas. Lo mejor de todo es que estás rodeado de naturaleza y lejos de cualquier contaminación de la capital. 

CATARATA DE PARIJARO

Está ubicada en Satipo, Junín, y es parte del Parque Nacional de Otishi. Se trata de una caída de 250 metros rodeada de árboles y plantas, la cual apareció en 1964 en National Geographic.

Para llegar hasta ahí es necesario realizar un trekking que dura hasta tres días, por lo que debes acudir con un grupo especializado. La vista, la experiencia, la flora y fauna lo valen.

Se aconseja prepararse un mes antes para dicha caminata y llevar siempre bloqueador, lentes de sol, pantalones largos y un impermeable.

peru.com

Artículos relacionados

Deja un comentario