Esta es la mejor ciudad del mundo para vivir (según The Economist)

Viena revalida su título y se coloca, por segundo año consecutivo, como la ciudad con mayor calidad de vida, seguida por Melbourne y Sídney 

Arte, música, arquitectura, historia y gastronomía son algunos de los atractivos que encumbran a Viena entre los destinos europeos preferidos de los visitantes. Pero, además, factores como seguridad, estabilidad, educación, sistema sanitario, infraestructuras o medio ambiente hacen de ella también la mejor ciudad del mundo para vivir.

Según The Global Liveability Index 2019, el índice que elabora el Economist Intelligence Unit (EIU), el grupo de investigación y análisis del semanario The Economist, la capital austriaca es la ciudad más habitable del mundo por segundo año consecutivo y se consolida como la única europea en alcanzar esta posición.

La mejor ciudad del mundo

De hecho, Viena roza la perfección, con una calificación de 99,1 puntos sobre 100, y la publicación destaca en especial sus infraestructuras y calidad del aire, su oferta cultural, educativa y médica en un contexto de estabilidad envidiable, según el estudio.

El índice, que clasifica a 140 ciudades según un total de 30 factores, coloca a la capital austriaca por encima de Melbourne -primera en el palmarés durante años- y Sídney -que pasa del quinto al tercer puesto-, con resultados de 98,4 y 98,1 puntos.

De hecho, Australia, junto a Canadá, domina el top 10 del ranking, con tres ciudades cada una (Adelaida por Australia y las ciudades de Calgary, Vancouver y Toronto por Canadá, en las posiciones quinta, sexta y séptima).

También bien posicionadas están las ciudades japonesas de Osaka (4ª) y Tokio (8ª). Solo una ciudad europea más, Copenhague, aparecen entre los diez primeros, concretamente en el noveno puesto.

Más abajo se encuentran Zúrich, Frankfurt y Ginebra, que ocupan los lugares 11, 12 y 14.

Helsinki, Ámsterdam y Hamburgo también llegaron al top 20, mientras que Berlín y Luxemburgo cayeron los puestos 21 y 23, respectivamente.

La criminalidad castiga a las grandes

Las tasas de criminalidad más altas unidas a una infraestructura “complicada”, según los autores del estudio, hacen que algunas ciudades más grandes como Londres (48) y Nueva York (58) caigan en la clasificación, a pesar de sus atracciones culturales y culinarias.

Además, el informe señala que París pierde seis puestos y cae hasta la posición número 25, debido al impacto del movimiento de los chalecos amarillos.

Entre las ciudades que experimentaron grandes mejoras en el ranking destaca San Juan, capital de Puerto Rico, que subió 20 posiciones hasta colocarse en el puesto 69, como consecuencia de las ingentes inversiones en atención médica e infraestructura tras el paso de los huracanes Irma y María en 2017.

Cambio climático y calidad de vida

Por primera vez, el índice integra un factor que evalúa los efectos del cambio climático en la calidad de vida. En este sentido, Nueva Delhi y El Cairo se vieron sancionadas por la “mala calidad del aire, temperaturas medias desalentadoras y un suministro en agua insuficiente”.

“Creemos que los problemas relacionados con el cambio climático ejercerán una presión cada vez mayor sobre el grado de habitabilidad" de las ciudades, declaró Agathe Demarais, del EIU.

Aunque varias urbes de países emergentes escalaron puestos en estos últimos años, gracias a una mayor estabilidad y a un mejor sistema educativo y médico, estos avances se han visto "seriamente amenazados por un clima cada vez más desfavorable", agregó.

A la cola del ranking

En la parte baja de la tabla, y cerrando el ranking de 140 ciudades, se encuentran Damasco, Lagos, Daca, Trípoli y Karachi.

cerodosbe.com

Artículos relacionados

Deja un comentario