Estos son 10 destinos de moda para programar las próximas vacaciones

Con la llegada de las buenas temperaturas es momento de escoger destino para las vacaciones, pero elegir uno entre tantas posibilidades puede resultar una tarea complicada.


Para facilitar las cosas, los expertos en tendencias de WeThrift han seleccionado las 10 ubicaciones principales que han experimentado el mayor aumento de volumen de búsqueda en los últimos meses en Pinterest. Oporto, la isla de Corfú o Ibiza son algunos de estos destinos que no defraudan y que ofrecen un sinfín de posibilidades para disfrutar de una escapada de ensueño.

Oporto, Portugal

Mística, atractiva, acogedora… Oporto es una de esas ciudades que merece la pena visitar una vez en la vida y la más buscada en Pinterest. La mejor forma de conocerla es pasear por sus calles e impregnarse del encanto que desprende.

Así, no hay que perderse la Ribeira con sus calles medievales, sus terrazas y sus casas de colores, el Barrio Do Barredo, que muestra la verdadera esencia de la ciudad o la Rua de las Flores, una de las calles peatonales más bonitas. Tras esto el mejor punto de partida es la Torre de los Clérigos, que con sus 76 metros de altura ofrece la mejor panorámica del centro histórico. La catedral, uno de los edificios más antiguos en el que destaca su claustro de estilo gótico decorado con azulejos del siglo XIV, la iglesia de San Francisco, el Palacio de la Bolsa, un edificio neoclásico declarado Monumento Nacional y sede de la Asociación Comercial de Oporto, la estación de São Bento, con su vestíbulo revestido de azulejos y el Mercado do Bolhao que se mantiene en funcionamiento desde 1914 son algunos de sus imprescindibles.

La librería Lello e Irmão, un edificio neogótico de 1906 situado en pleno centro de la ciudad es un básico para los fans de Harry Potter ya que fue fuente de inspiración para J.K. Rowling. Por último, no hay que perder la oportunidad de entrar en alguna de las bodegas a degustar uno de sus famosos vinos.

Corfú, Grecia

Esta isla griega situada en el mar Jónico, al noroeste de Grecia, posee 220 kilómetros de costa y su geografía está dominada por macizos montañosos que llegan a los 1.000 metros sobre el nivel del mar en el monte Pantocrátoras. Uno de sus principales atractivos es su capital, cuyo centro histórico ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco por poseer vestigios arqueológicos que datan del siglo VIII a.C., fortificaciones diseñadas por ingenieros venecianos y edificios neoclásicos. Además de esto no hay que olvidarse de sus playas y calas con aguas azul turquesa y sus encantos naturales. Su gastronomía con influencia italiana es otro de sus imprescindibles.

Lago di Como, Italia

Situado a apenas 50 kilómetros de Milán, el Lago di Como es uno de los secretos mejor guardados de Italia. El que es el tercer lago más grande del país está rodeado de coquetos pueblos como Bellagio, el más famoso de todos que destaca por sus impresionantes vistas, su laberinto de empinadas escaleras de piedras, los bosques de cipreses y los ostentosos jardines; Varenna, un pueblo pesquero en el que llaman la atención su castillo y sus dos iglesias –una del siglo XII y otra del XIII–, así como sus casas de colores y el Paseo de los enamorados, un camino peatonal que conecta el muelle con el casco antiguo; Menaggio, que aún conserva su estructura medieval y algunos restos del antiguo castillo, numerosas villas y preciosas casas porticadas, y la ciudad de Como, con sus tramos de muralla medieval del siglo XII, el Duomo, una hermosa basílica de tres naves, y el palacio Municipal, un edificio del siglo XIII construido en mármol blanco, rosa y gris.

Mallorca, España

La costa de Mallorca está formada por 550 kilómetros que se dividen entre escarpados acantilados e infinitas calas y playas que se abren a las aguas cristalinas del Mediterráneo. Entre las opciones más populares están la playa de Formentor, la concurrida playa de El Arenal o Es Trenc, una de las mejores playas vírgenes de la isla. Además de disfrutar de sus aguas, hay que visitar las Coves del Drach, cuatro cuevas conectadas entre sí con 1.200 metros de longitud y una profundidad en su cota máxima de 25 metros bajo la superficie, el pueblo de Pollença con su precioso casco antiguo, y, por supuesto, Palma de Mallorca en la que destaca su impresionante catedral gótica. Además, los amantes de la naturaleza pueden optar por practicar senderismo en la Serra de Tramuntana, una cordillera larga y estrecha de casi 90 kilómetros declarada Patrimonio de la humanidad por la Unesco.

Mykonos, Grecia

Mykonos es uno de los destinos griegos más populares, sobre todo, por su vida nocturna. Situada en el centro del archipiélago de las Cícladas, esta isla está rodeada de magníficas playas y su capital, Chora es su punto más importante. Aquí llaman la atención sus típicas casitas blancas que contrastan con los llamativos colores de las plantas que las decoran, su museo arqueológico y los pelícanos que pasean a sus anchas por sus estrechos callejones. Los Molinos, símbolo de la isla, son, sin duda, el lugar de encuentro de turistas y locales para ver las mejores puestas de sol de este destino. Los barrios de la Pequeña Venecia y el de Kastro, con los restos de un castillo, la iglesia de Paraportiani, la más antigua del lugar, y los monasterios de Kastro y de Panagia Tourliani son otros de sus puntos a marcar en una ruta.

Estambul, Turquía

Dividida en dos partes por el Estrecho del Bósforo, Estambul enamora por la mezcla armoniosa de culturas y su exotismo. La ciudad de las siete colinas es historia y tradición, pero también vanguardia y modernidad. Visitar Santa Sofía, la Mezquita Azul y la Mezquita Solimán, recorrer el Bósforo en barco, regatear en el Gran Bazar, cruzar el puente del Gálata, nexo de unión entre la zona moderna y la tradicional, admirar el Palacio Dolmabahçe, que combina estilos como el rococó, barroco y neoclásico aunque mantiene cierta inspiración otomana, y la Torre Gálata, una de las más antiguas del mundo, o ver el reflejo del máximo esplendor del Imperio Otomano en el Palacio Topkapi son algunos de sus imprescindibles.

Ibiza, España

Más allá de ser un destino conocido por su ocio nocturno, Ibiza ofrece un sinfín de oportunidades de disfrutar de unas vacaciones relajadas en sus playas y calas de aguas cristalinas. No hay que perderse Cala Salada y cala Saladeta, las mejor valoradas y más visitadas, Las Salinas, Cala Conta, formada por finas y nacaradas arenas, cala Bassa, perfecta para practicar snorkel y Sa Caleta, una playa formada por rocas y arena de color rojizo situada en un pequeño acantilado al sur de la isla. Además, hay que visitar el centro histórico Dalt Vila rodeado por una muralla del siglo XVI y declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, la Cova de Can Marçà, San Antoni, la segunda ciudad en importancia de la isla y el pueblo de Santa Eulalia, con sus casitas blancas. También se puede aprovechar para hacer una excursión en barco hasta Formentera.

Phuket, Tailandia

La isla de Phuket, situada al sur de Tailandia, es uno de los mayores destinos turísticos de este país. La mejor puesta de sol es la que ofrece Laem Phromthep, lugar en el que también se ubica el faro Kanchanaphisek. Lo más destacado de este destino son sus playas, como la de Patong, una de las más grandes y conocidas, Panwa Beach con su arena especialmente blanca y sus aguas poco profundas perfectas para hacer snorkel, Mai Khao, una de las mejores si lo que se busca es tranquilidad y la de Kamala, perfecta para familias con hijos. También hay que visitar el Gran Buda de Phuket, una estatua de 45 metros de alto de mármol blanco situado en lo alto del monte Nakkerd, lugar desde el que se obtiene unas maravillosas vistas de la bahía de Chalong y el Wat Chalong, el templo budista más grande de la isla.

Niza, Francia

Situado en la Costa Azul, este destino ofrece playas de aguas cristalinas y un clima templado que atraen a turistas de todo el mundo. Perderse por las callejuelas de la Ciudad Vieja, repleta de edificios históricos de colores ocres, es todo un placer, como lo es recorrer el paseo de los ingleses, una avenida de 7 kilómetros que bordea la playa de la Bahía de los Ángeles y que cuenta con numerosos edificios de estilo Belle Epoque, entre los que destaca el exclusivo hotel Negresco. Algunos de sus imprescindibles para una visita son la catedral de San Nicolás, la catedral rusa ortodoxa más grande fuera de Rusia, el palacio Lascaris, de estilo barroco, el Museo Matisse, el Museo Nacional Marc Chagall, el puerto Lympia y el Mercado de las Flores, situado en el corazón del casco antiguo.

Madrid, España

La capital española también se cuela en esta lista como uno de los destinos más buscados. Madrid ofrece una amplia oferta cultural, de ocio y entretenimiento, así como una animada vida nocturna y un puñado de monumentos imprescindibles. Lo mejor para descubrir el centro de la ciudad es hacerlo a pie.

Así, el visitante debe recorrer la puerta del sol, la Gran Vía, plaza España, la plaza de la Villa, uno de los pocos rincones de la ciudad que conserva su aspecto medieval, o la plaza Mayor, visitar la catedral de la Almudena y el Palacio Real, disfrutar del atardecer en el templo de Debod, empaparse de la cultura en los Museos del Prado y Reina Sofía, tomar el pulso de la ciudad en barrios como el de Malasaña, Chueca o la Latina, comprar una antigüedad en el Rastro, pasear por El Retiro o degustar sus sabores en alguno de sus mercados, como el de San Miguel.
Por: José Infante Ferrucho

elmundoalinstante.com

Artículos relacionados

Deja un comentario