Hacer el camino en bici: Itinerarios y preparación

Hacer el camino en bici es una buenísima opción para los amantes de la bicicleta y el camino. Para algunos, esta modalidad es un reto físico en el que poner a prueba cuántos kilómetros pueden pedalear por etapa. Pero sin duda, para la mayoría es una opción alternativa a la ruta a pie que les permite ir con más calma en cada etapa y dar pequeños rodeos para conocer más cosas.


¡Y es que así es! La realidad es que hacer el camino en bici te ofrece ventajas que la ruta a pie no puede ofrecer. En el siguiente post te contamos todo lo que debes saber si quieres realizar esta aventura, ¡no te vayas que comenzamos!

Una de las primeras dudas: ¿Cuánto dura cada etapa del camino en bici?

He aquí una de las potencialidades de hacer el camino en bicicleta queridos amig@s: no hay etapas oficiales preestablecidas. La ruta jacobea, nos marca la serie de poblaciones por las que debemos pasar, pero no hay una etapa con un kilometraje establecido para ir en bici. Cada uno es libre de configurar la etapa en función de sus posibilidades físicas. Así que ya sabes, puedes marcarte una media de 30 o 40 kilómetros diarios e ir disfrutando del viaje y de las paradas con calma, o puedes configurar etapas más largas si dispones de pocos días para recorrer un tramo largo.

¿Qué hay de la Compostela?

Así como no existen etapas preestablecidas, si hay un mínimo de kilómetros que se deben pedalear para obtener la Compostela. El camino a pie nos marca un mínimo de 100 kilómetros para obtenerla. Sin embargo, para obtener la Compostela pedaleando necesitarás sumar al menos 200 kilómetros. ¡Pero no te asustes! Son perfectamente asumibles en unos pocos días.

¿Cómo prepararse para hacer el camino en bici?

Preparación física

Igual que para hacer la peregrinación a pie, si estás pensando en hacer el camino en bici, deberás prepararte. Los entrenamientos en bicicleta son muy importantes para llevar a cabo esta experiencia sin sufrimiento. Ten en cuenta, que ir en bicicleta diariamente exige tener mínimamente fuertes las piernas y el torso, para sobrellevar bien el esfuerzo del pedaleo. Nosotros te recomendamos que combines tu entrenamiento en bici con ejercicios para fortalecer las piernas, el abdomen y la espalda.

Preparación de la bicicleta

Es muy importante realizar un correcto mantenimiento de la bici diario, a fin de evitar sorpresas desagradables. Lleva siempre contigo un kit de accesorios para la bici, tales como: luces, timbre, candado, bombín, parches, pulpos elásticos, kit multiherramientas y un pequeño bote de aceite, entre otras cosas. Muy importante es llevar un timbre que funcione adecuadamente, ten en cuenta que muchas veces tendrás que compartir pista con los peregrinos caminantes y otras personas, por lo que debes advertirles a tu paso. El aceite también es algo esencial: muchas veces vas a pasar por zonas de barro o tierra y luego tendrás que limpiar la bici; así que necesitarás aceite para engrasar nuevamente la cadena, evitando así posibles roturas.

Por supuesto, unas buenas alforjas para transportar tus cosas, ¡pero no te pases! Cuanto menos peso lleves contigo mejor. Para hacer el camino en bici, la mejor opción en cuanto al equipaje es contratar su traslado.

Indumentaria

Un buen maillot y un buen culotte para ir cómodo todo el camino. También es interesante que lleves un cortavientos o un chubasquero en una de las alforjas, por si llueve o hace mucho viento. Muy importante es que lleves algún que otro tentempié como barritas energéticas o fruta y una pequeña mochila de hidratación. Por supuesto, ¡no olvides tu casco!

¿Todas las rutas son aptas para hacer el camino en bici o “bicigrinear”?

En general, así es. No obstante si puede haber zonas en las que tengas que desviarte del camino original e ir por la carretera, o que tengas que bajarte de la bici y llevarla caminando. Lo que si existen, son diferentes grados de dificultad, aquí te lo contamos:

Rutas nivel experto

Podemos poner en el Top 1 de dificultad al Camino Primitivo, el Camino del Norte y la Vía de la plata. El primero por lo irregular de su terreno, podemos considerarlo un camino “rompepiernas”. El segundo, por el mal tiempo habitual y por tramos de terreno dificultoso. El tercero, por su extremada longitud y los pocos servicios con los que cuenta. Para hacer la Vía de la plata debes estar completamente seguro de que vas a aguantar la etapa que te marques e ir bien aprovisionado.

Rutas para todos

El Camino Francés, el Camino Portugués y el Camino Inglés, son las rutas más favorables por su buen terreno para circular. ¡Eso si, exceptuando los pasos montañosos de Pirineos y O Cebreiro del Camino Francés!

¿Cómo llevo mi bici?

Esta es una cuestión frecuente que muchos soléis tener. No te preocupes por nada, hay empresas que trasladarán tu bicicleta a donde necesites. “¿Y si no tengo bici?” Tampoco pasa nada, ¡puedes alquilar una para hacer el camino! En este aspecto, si tienes dudas sobre si serás capaz físicamente de pedalear varios días, te aconsejamos que te plantees la opción de alquilar una bici eléctrica, ¡problema solucionado!

Anímate a hacer el camino en bici!. Si quieres más información aquí puedes ver la Guía más completa para hacer el Camino de Santiago en bici.

¡Buen camino!

Fuente: Viajes Camino de Santiago

Volver al boletín

Artículos relacionados

Deja un comentario