NYC & Company invita a los visitantes a explorar el Bronx como un neoyorquino

Los visitantes disfrutarán, al igual que los vecinos del distrito, de explorar parques, jardines y gastronomía en el Bronx, siguiendo la nueva campaña “Como un neoyorquino”.


NYC & Company, la organización oficial de promoción turística de la ciudad de Nueva York, invita a “Conocer el Bronx como un neoyorquino”, explorando las variadas ofertas del distrito.

A una distancia de tan solo un viaje en tren hacia el norte de Manhattan, el Bronx ofrece de todo, desde el Zoológico hasta el mundialmente famoso Yankee Stadium. Dé un paseo por Grand Concourse o tome un ferry desde Manhattan hasta un lugar idílico frente al mar llamado Clason Point. Explore vecindarios únicos y vibrantes como Riverdale, donde los visitantes pueden tomar una Guinness en An Beal Bocht, un auténtico pub irlandés; Arthur Avenue, la Little Italy del distrito; y Mott Haven, donde The Lit. Bar es una parada imprescindible para los amantes de los libros y Chocobar Cortés una visita obligada para los amantes del chocolate.

El Bronx está cargado de historia: allí durmió George Washington en el siglo XVIII, allí vivió el poeta Edgar Allan Poe en el siglo XIX y allí nació la música hip-hop en el siglo XX. El distrito también tiene 2.832 hectáreas de parques (alrededor del 25 por ciento de su área total), que van desde gloriosos jardines como Wave Hill y el New York Botanical Garden hasta Van Cortlandt Park, famoso por sus senderos para correr a campo traviesa.

“Es posible que El Bronx resulte más famoso por el Yankee Stadium, el Zoológico del Bronx, el Jardín Botánico de Nueva York y como el lugar de nacimiento del hip-hop, pero también está repleto de experiencias locales auténticas y únicas para explorar”, expresó el presidente y director ejecutivo de NYC & Company, Fred Dixon. “Desde destinos frente al mar como City Island y Orchard Beach, pasando por Arthur Avenue y Little Italy, los murales y restaurantes a lo largo de River Avenue y 161st Street bordeando el Yankee Stadium, extensos parques y jardines, hasta disfrutar de una extraordinaria cocina étnica en todo el distrito, el Bronx se destaca como un destino notable para experimentar la ciudad de Nueva York como un neoyorquino”.

Una opción única y encantadora de alojamiento en el Bronx es el hotel boutique Opera House. Está ubicado en un teatro histórico renovado que alguna vez acogió a leyendas del entretenimiento como Harry Houdini y los hermanos Marx. El hotel cuenta con 60 habitaciones, gimnasio, desayuno gratis, servicio de concierge y está ubicado cerca de dos estaciones de metro: 149th Street-Grand Concourse y Third Avenue-149th Street.

El Bronx es también el hogar de cientos de restaurantes, muchos de ellos acogedores establecimientos familiares que ofrecen cocina auténtica de todo el mundo, ya sea sancocho colombiano en La Masa, comida mexicana en Taqueria Tlaxcalli, o comida italiana en Arthur Avenue. El logotipo rojo y blanco de Michelin se puede encontrar en la puerta de SUYO Gastrofusion, un espacio elegante donde el menú latino-asiático incluye empanadas de pollo tailandesas. El Bronx también se ha convertido en un destino para la comida de África Occidental, gracias a las vibrantes comunidades de inmigrantes como Little Ghana. Pruebe la cocina ghanesa en Papaye, las especialidades togolesas en Bognan International y Grin para la comida de Costa de Marfil.

A continuación, una descripción detallada de algunos vecindarios del Bronx, junto con las principales atracciones, restaurantes, lugares de arte y otros destinos y experiencias únicos, que incluyen paseos en bote y puentes:

YANKEE STADIUM, THE GRAND CONCOURSE Y LA HISTORIA DEL HIP-HOP: No hay nada como tomar un tren subterráneo repleto de fanáticos de los Yankees para ver a los Bronx Bombers en su propio territorio (tren B, D o 4 hasta la calle 161). Si tiene un presupuesto limitado, los asientos de la tribuna se pueden obtener por 10 dólares y los boletos para las gradas cuestan menos de 30 dólares. Solo prepárese para alentar al equipo local: los fanáticos de los Yankees son extremadamente leales. La comida del estadio va mucho más allá de los hot dogs y la cerveza, con opciones como Mighty Quinn’s Barbeque, Marcus Samuelsson’s Streetbird, Halal Guys y City Winery.

Fuera del estadio de béisbol, tome una cerveza en Stan’s Sports Bar, conocido por los recuerdos de los Yankees y los fanáticos acérrimos, o compre alitas y cerveza artesanal en el Bronx Drafthouse. El vecindario tiene muchas ofertas además de ver un juego. The Eating Tree, un restaurante jamaiquino, es conocido por el pollo a la jamaiquina. Mientras camina, busque murales del artista callejero Andre Trenier, quien ha pintado una docena en honor a leyendas del béisbol como Joe DiMaggio.

Al otro lado de la calle del estadio, el histórico Bronx Terminal Market alberga una variedad de restaurantes y tiendas. Una exposición llamada “[R]Evolución del Hip Hop”, organizada por el Museo Universal Hip-Hop (que tiene una ubicación permanente actualmente en construcción en el vecindario de Melrose), abrirá en el mercado en mayo. Mientras tanto, los fanáticos del hip-hop también pueden hacer una peregrinación al letrero “Hip Hop Blvd” en 1520 Sedgwick Ave. Ahí es donde nació el hip-hop en 1973 cuando un DJ comenzó rapeando y grabando discos en un tocadiscos para que la gente baile en una fiesta.

Unas pocas cuadras al este del estadio de béisbol se encuentra el Grand Concourse. Este famoso bulevar de 3,2 kilómetros de largo se inspiró en los Campos Elíseos y es conocido por sus edificios Art Deco. El distrito histórico de Grand Concourse incluye Fish Building (1150 Grand Concourse), con un mural exterior de temática acuática y un vestíbulo de diseño audaz, y Andrew Freedman Home (1125 Grand Concourse), una villa de estilo neorrenacentista de una cuadra de largo que originalmente se usó como casa de retiro para gente rica que había perdido su fortuna. Vale la pena visitar el Museo de las Artes del Bronx (1040 Grand Concourse), cuya entrada es gratuita. Cerca, aunque no en el Concourse, se encuentra una de las dos ubicaciones en el Bronx del restaurante ghanés Papaye.

MOTT HAVEN Y EL SUR DE BRONX: Tome el tren 6 hasta Third Avenue-138th Street y camine unas pocas cuadras hasta Alexander Avenue, donde se encuentra The Lit. Bar, la única librería independiente del Bronx. Ofrece ficción de vanguardia, poesía, no ficción y libros para niños, así como clásicos de escritores como bell hooks y Toni Morrison, todos curados por la extraordinaria fundadora de The Lit. Bar, Noelle Santos. En la misma cuadra, pruebe la comida reconfortante sureña y puertorriqueña en Beatstro, que rinde homenaje al hip-hop con exhibiciones de LP de vinilo originales y más. En la esquina, deténgase en Chocobar Cortés para disfrutar de martinis de chocolate y otras delicias.

El área también tiene un grupo de destinos artísticos: WallWorks New York-Kreate Hub, una galería de arte contemporáneo; BronxArtSpace, un lugar para artistas emergentes y el Bronx Documentary Center, un escaparate de fotos, películas y perspectivas que no se encuentran en ningún otro lugar. En Walton Avenue, el Teatro Pregones alberga el Teatro Itinerante Puertorriqueño.

Al sureste de Mott Haven en el área de Port Morris, puede echar un vistazo a The Bronx Brewery and Empanology, que ofrece versiones contemporáneas de la cocina puertorriqueña clásica, así como comida vegana.

ARTHUR AVENUE (BELMONT), ZOOLÓGICO DE BRONX, JARDÍN BOTÁNICO DE NUEVA YORK: Ubicada en el vecindario de Belmont, el área se conoce como Little Italy en el Bronx y es un importante destino para los amantes de la comida. Los fanáticos califican la pizza en Zero Otto Nove tan buena como cualquier otra en Italia. Mario’s tiene un ambiente de la vieja escuela (el restaurante celebró su 100º aniversario en 2019), mientras que Tra Di Noi ofrece clásicos hogareños, Dominick’s sirve comida al estilo familiar y Antonio’s Trattoria es un poco más contemporáneo. Obtenga raviolis para llevar a casa en Borgatti’s y pasteles en Delillo, y no se pierda el Arthur Avenue Retail Market, hogar del Bronx Beer Hall y Mike’s Deli. La estación de metro más cercana es Fordham Road (tren B, D o 4).

El Zoológico del Bronx y el Jardín Botánico de Nueva York están ubicados al este de Arthur Avenue en Bronx Park. El zoológico de 107 hectáreas, uno de los más grandes del país, alberga más de 17.000 animales que representan 700 especies. A los niños les encantará el Bug Carousel, el Children’s Zoo y la estructura para escalar Nature Trek (de 3 años en adelante). Otras experiencias incluyen encuentros con animales en persona y el curso de escalada aérea Treetop Adventure. Tome el tren 2 o 5 hasta la estación East 180th, luego un taxi o autobús hasta Asia Gate del zoológico, a 1,6 kilómetros de distancia. Encuentre detalles sobre otras posibles rutas, aquí.

El Jardín Botánico de Nueva York es el jardín botánico urbano más grande del país y un Monumento Histórico Nacional. Sus 101 hectáreas incluyen un millón de plantas y 50 jardines especiales, que incluyen orquídeas, azaleas y rosas, miles de árboles (algunos de más de 200 años) y el Conservatorio Enid A. Haupt, un invernadero de estilo victoriano. Tome la línea local de Harlem del ferrocarril suburbano Metro-North desde Grand Central hasta la estación Botanical Garden; el B, D o 4 hasta Bedford Park Boulevard, o el 2 hasta Allerton Avenue.

RIVERDALE, KINGSBRIDGE Y VAN CORTLANDT PARK: El noroeste del Bronx alberga algunos lugares maravillosos para comer y beber, junto con dos de los espacios verdes más hermosos del distrito: Wave Hill y Van Cortlandt Park.

Wave Hill se originó como una propiedad privada visitada por personas emblemáticas como Charles Darwin, Mark Twain, Arturo Toscanini y Theodore Roosevelt. Hoy cualquiera puede disfrutar de sus senderos boscosos, jardines temáticos y vistas panorámicas del río Hudson. La programación incluye paseos por la naturaleza y las aves, espectáculos de arte y música en vivo. Tome un tren suburbano Metro-North desde Grand Central hasta Riverdale en la línea Hudson, o el tren 1 hasta Van Cortlandt Park-242 Street.

Van Cortlandt Park es famoso por sus senderos para correr a campo traviesa, que incluyen el notorio Cemetery Hill. Busque la escultura de una tortuga y una liebre mientras corre, y pase por la tienda Lloyd’s Carrot Cake justo afuera del parque, esto es un favorito entre los corredores que buscan recompensar sus esfuerzos. Los vistantes pueden disfrutar de bosques y humedales a un ritmo más pausado en Putnam Trail, Cass Gallagher Nature Trail, John Kieran Nature Trail, John Muir Trail y Old Croton Aqueduct Trail, todos de 2,5 kilómetros o menos. El área también alberga parques infantiles, un parque de patinaje, una piscina olímpica, campos de cricket, béisbol y fútbol e incluso una caballeriza y senderos. El Museo de la Casa Van Cortlandt, dentro del parque cerca de Broadway en la calle 246, fue construido en 1748 y recibió a George Washington dos veces durante la Guerra Revolucionaria. Una exposición cuenta la historia de los esclavos afrodescendientes que vivían y trabajaban en la propiedad.

A pocas cuadras del museo, el Kingsbridge Social Club hace pizza en un horno giratorio único y sirve zeppole celestial. No se pierda An Beal Bocht, uno de los mejores pubs irlandeses de la ciudad. Llamado así por una famosa novela irlandesa, la decoración de An Beal Bocht incluye un mural de escritores irlandeses. Los sábados por la mañana, los visitantes pueden escuchar a los músicos de bluegrass tocar mientras disfrutan de un abundante desayuno irlandés. La estación de la calle 238 de la línea 1 es la parada más cercana, pero prepárese para subir una empinada escalera exterior (conocida como calle escalonada) para llegar a An Beal Bocht desde allí. La estación de la calle 242 está más lejos pero el terreno es menos accidentado.

WOODLAWN: Este vecindario del norte que bordea los suburbios de Westchester a veces se llama Little Ireland. Un grupo de lugares de comida y bebida irlandeses a lo largo de Katonah Avenue incluye Rambling House y Behan’s Public House (llamado así por el escritor irlandés Brendan Behan, cuyo trabajo se encuentra extraído de las paredes). Ambos lugares ofrecen música en vivo. The Kitchen sirve pescado y papas fritas y un desayuno irlandés adecuado. Prime Cut Irish Butcher Store ofrece salchichas y pasteles, entre otros platos.

Woodlawn Cemetery es un glorioso espacio verde con 161 hectáreas de jardines y terrenos boscosos salpicados de esculturas y mausoleos. Pase por la oficina en la entrada principal para obtener un mapa que enumera docenas de personas famosas enterradas allí. En el Jazz Corner del cementerio encontrará a las leyendas de la música Duke Ellington, Miles Davis y Lionel Hampton. Otros notables enterrados en Woodlawn incluyen a la gran cantante cubana Celia Cruz, la sufragista Elizabeth Cady Stanton, el autor de Moby Dick, Herman Melville, el alcalde de Nueva York, Fiorello LaGuardia, la actriz Diahann Carroll y el afroamericano ganador del Premio Nobel de la Paz, Ralph Bunche. Fundado en 1863, el cementerio es un Monumento Histórico Nacional. Hay recorridos temáticos disponibles. Tome el tren 4 hasta la estación Woodlawn, los trenes 2 o 5 hasta 233rd Street, o un tren suburbano Metro North (línea local de Harlem) desde Grand Central hasta Woodlawn.

PELHAM BAY PARK Y CITY ISLAND: Con una extensión de más de 1.121 hectáreas, Pelham Bay Park es el parque más grande de la ciudad de Nueva York. Las atracciones incluyen Playground for All Children, Pond Walk, Sensory Garden, un campo de golf de 36 hoyos y otras instalaciones deportivas, además de paseos por la naturaleza alrededor de Hunter Island, Siwanoy Trail y Turtle Cove. Los aficionados a la historia pueden recorrer la mansión Bartow-Pell de estilo neogriego del siglo XIX. Orchard Beach, a veces llamada Bronx Riviera, ofrece 1,6 kilómetros de arena en Long Island Sound, un paseo marítimo, un pabellón, gastronomía y canchas de pelota. Para llegar allí, tome el tren 6 hasta la estación Pelham Bay Park al final de la línea.

Para llegar a City Island, el pueblo de pescadores del Bronx, tome el autobús Bx29 desde la estación de Pelham Bay Park. Elija entre varios restaurantes: Sea Shore Restaurant and Marina, Artie’s Steak & Seafood Restaurant, Lobster Box, Tony’s Pier y The Black Whale. Para tomar una copa, diríjase a The Snug. Compre recuerdos en Kaleidoscope Gallery (joyas, artesanías, decoración y obras de arte) o 239 Play (juguetes antiguos). Las casas notables incluyen Samuel Pell House, un hito de estilo victoriano de 1876, y 21 Tier St., que apareció en la película de Wes Anderson The Royal Tenenbaums. Los visitantes también pueden ver el Museo Náutico de City Island, encontrar tumbas decoradas con barcos y criaturas marinas en el cementerio local, o alquilar un bote en Jack’s Bait and Tackle.

PUENTES: El Bronx es el único distrito de la ciudad de Nueva York que no está en una isla. Está conectado con el resto de la ciudad por una multitud de puentes, y los visitantes pueden llegar al Bronx cruzando algunos de ellos. Dos de las pasarelas peatonales más atractivas se encuentran en el Puente Henry Hudson y el Puente Alto.

El Henry Hudson conecta Inwood Hill Park en Manhattan con el vecindario Spuyten Duyvil del Bronx. Spuyten Duyvil es también el nombre de la cercana estación de trenes Metro-North, así como el nombre del arroyo que fluye debajo del puente.

El Puente Alto conecta Washington Heights en Manhattan (en 172nd Street y Amsterdam Avenue) con el vecindario Highbridge en el Bronx (en University Avenue y 170th Street). El Puente Alto es el puente más antiguo de la ciudad de Nueva York. Se inauguró en 1848 como parte del sistema de acueductos de Croton, aunque algunos de sus arcos de piedra originales fueron reemplazados por un arco de acero.

BARCOS: Tome el NYC Ferry al Bronx por solo 2,75 dólares, el mismo precio que un viaje en metro. Los barcos salen de Wall Street, 34th Street y otros muelles del East River hacia dos paradas en el Bronx: Soundview y Throgs Neck-Ferry Point Park. La parada de Soundview está en un pequeño parque llamado Clason Point, en una hermosa y tranquila península. Disfrute de la vista o camine hasta Soundview Avenue para comer algo en Marvilla’s Bar & Grill o Mi Casita Lounge. En la última parada del barco, Ferry Point Park, encontrará un campo de golf de 18 hoyos.

A lo largo del río Bronx de 12 kilómetros de largo, dos organizaciones ofrecen paseos en bote de remos y canoa, recorridos, observación de aves y otras actividades tanto para locales como para visitantes. Consulte el calendario de Bronx River Alliance aquí y los programas Rocking the Boat, aquí.

Para obtener más información sobre cómo explorar el Bronx, visite nycgo.com/bronx.

Foto: Arthur Avenue en el Bronx. Crédito: Brittany Petronella / NYC & Company

Volver al boletín

Artículos relacionados

Deja un comentario