La recuperación del turismo en Latinoamérica comienza a ser palpable

s cosas se ven más halagüeñas para la industria de los viajes en Latinoamérica, sobre todo si se observan las futuras reservas de julio a septiembre. Las llegadas internacionales bajan solo un 25% en el tercer trimestre de 2021, mientras que en México apenas descienden un 6% en comparación con igual periodo de 2019.


Las entradas confirmadas muestran una fuerte demanda para Centroamérica, en países como El Salvador y Belice. El Salvador tiene un +31% en las llegadas internacionales en comparación con el mismo período de 2019, antes de la pandemia. Belice también está experimentando un crecimiento de dos dígitos con un +26%. Honduras y Costa Rica están bien posicionados también, gracias a sus requisitos de viaje favorables a la vacunación. 

Por desgracia, las perspectivas son más pesimistas para los destinos sudamericanos. La recuperación en esa región está impulsada por el mercado estadounidense, ya que Canadá mantiene estrictas limitaciones para los viajes no esenciales. Los mercados transatlánticos, en especial el europeo, se están recuperando gradualmente y deberá repuntar hasta alcanzar la mitad de la demanda que existía en 2019.

El Caribe es una región que aprovecha al máximo sus mercados emisores, tanto en Estados Unidos como en Europa. Sólo cabe preguntarse cómo serán las cifras una vez que más destinos entren en la lista verde del Reino Unido.

Sudamérica y el papel de los viajes nacionales

Dado que la demanda de viajes internacionales es actualmente débil en América del Sur, los mercados nacionales representan un salvavidas vital y un nuevo punto de atención para las oficinas de turismo. Es el caso de Brasil Chile, donde la demanda de viajes nacionales para el tercer trimestre está alcanzando el 80% de los volúmenes de 2019.

En una época de restricciones a la movilidad internacional y de deterioro de la confianza de los consumidores debido a las cambiantes condiciones de los viajes, muchos agentes turísticos de todo el mundo, como se ha visto anteriormente, han optado por dirigirse al mercado nacional para mitigar el impacto de la crisis.

Al igual que en otras partes del mundo, la reactivación de los viajes en América Latina está arrancando a un ritmo diferente, dependiendo de su ubicación, las reglas de juego que haya establecido, el índice de vacunación y el atractivo para un público más amplio de viajeros en EE.UU. y Europa.

Caribbean News Digital

Volver al boletín

Artículos relacionados

Deja un comentario