Chile y Costa Rica fortalecerán áreas marinas protegidas para mitigar el cambio climático

Chile y Costa Rica buscan fortalecer el papel de las áreas marinas protegidas (AMP) como herramienta de mitigación del cambio climático. Por ello se unieron a la alianza de Reino Unido, Estados Unidos y Francia para que al menos el 30% de los océanos del mundo esté bajo protección para 2030.


En el caso de Costa Rica, el país tiene menos del 3% de su zona económica exclusiva marítima bajo protección, pero las autoridades apuntan a aumentar esa cifra a 30% para el final del mandato del actual gobierno el próximo año, señaló su ministra de Ambiente y Energía, Andrea Meza, durante un seminario web por la presentación de la asociación internacional sobre AMP, biodiversidad y cambio climático, organizado por la institución estadounidense Centro Wilson.

Esto implicaría extender las AMP del país, como la isla del Coco (2.034km2, en la foto), así como establecer nuevas áreas protegidas en “zonas críticas”, explicó Meza, al tiempo que expresó su deseo de que más países se unan a la alianza.

“Esto no funcionara si solo creamos un área protegida aquí, pero hay otros países que no lo hacen”, indicó. “Sabemos que todo está interconectado”.

Por otro lado, el 43% de la zona económica exclusiva de Chile está en 41 AMP y el país busca ahora adaptar estas áreas protegidas al cambio climático a través de la nueva alianza.

“Podemos identificar e implementar estrategias rentables en favor de un esfuerzo global en soluciones oceánicas”, dijo la ministra del Medio Ambiente de Chile, Claudia Schmidt, durante el evento.

Uno de los principales focos de la alianza es el concepto de AMP como zonas de captura de carbono, ya que el exceso de emisiones de CO2 se absorbe en los océanos, provocando efectos como el incremento de la temperatura de las aguas y de las mareas. Este último problema está generando cada vez mayor preocupación en Chile.

Además, se establece que una red de AMP podría reforzar la protección contra tormentas y el control de la erosión, la producción de alimentos, las oportunidades de empleo y la recreación y el turismo en zonas costeras.

bnamericas.com

Artículos relacionados

Deja un comentario