Estas son nueve de las comidas más raras del mundo

La mayoría de estos platos nacieron de diferentes culturas y muchas personas encontraron la manera de nutrirse, o numerosos chefs buscaron sabores exóticos dentro del maravilloso arte de la gastronomía.


Nos hemos dado a la tarea de investigar las comidas más raras del mundo que pueden no ser del agrado de muchas personas, como un riquísimo murciélago ya sea en sopa, caldo o al rojo vivo.

Aquí están algunas de las comidas más raras del mundo:

Vino de ratones

Stuart little dirá pobre de mis hermanos, pero sin duda alguna este vino de ratones es una increíble bebida con propiedades curativas, sin embargo, no han sido determinados, por lo que su venta y producción se encuentra en Corea y China. Lo sorprendente es que, al terminar el vino, se pueden comer los ratones que se encuentran dentro de la botella, haciendo que esto sea una bebida y una comida poco usual.

Balut, Filipinas

Muchas de las comidas más exóticas y poco comunes se encuentran en el continente asiático, tal como este raro platillo que se come en Filipinas, pues el Balut es un embrión de pato de 18 días, el cuál es un huevo fertilizado cocido que dentro de su cáscara esconde un pico y huesitos. ¿Te atreverías a comerlo?

Tarántula frita, Camboya

Imagina ir por el tianguis y que un vendedor te ofrezca en un palito de madera una tarántula frita, ¿Te la comerías? Afortunadamente este manjar para algunas personas lo venden en Camboya pues consiste en poner la tarántula a freír con ajo y hierbas. También se pueden comprar crudas para que la preparación la puedas hacer al gusto.

Huevo centenario, China

Volvamos al continente asiático, donde encontramos una comida que se hace con arcilla, ceniza y cal, pues es un huevo centenario ya sea de pato, gallina o codorniz. Esta delicia China es bastante llamativa por el color negro del platillo.

Muktuk, Groenlandia

En Groenlandia encontramos un platillo llamado Muktuk, el cual es una tradición para los Inuit y Chukchi, ya que consiste en comer la piel y grasa de ballena congelada. Esta comida es rica en proteínas, vitaminas y es muy saludable.

Casu Marzu, Italia

Probemos con algo que engañaría a la vista y porque no, al paladar. En Italia, el Casu Marzu es un queso típico de Cerdeña, ya que es un queso de leche de oveja súper cremoso pero el ingrediente secreto es nada más y nada menos que, larvas de mosca vivas, las cuales le dan esa textura y sabor tan único. Les recordamos a aquellos turistas curiosos, que cuando coman este tipo de queso, tengan cuidado con los ojos pues las larvas pueden saltar y no querrán ir al oculista.

Haggis, Escocia

Aprovechando las culturas, el Haggis de Escocia es considerado como una comida nacional, pues cada 25 de enero se prepara para conmemorar al poeta Burns, este riquísimo platillo es preparado con: corazón, hígado y pulmones de una oveja agregando cebolla, avena, especias y caldo, todo envuelto en el propio estómago del animal. De igual manera se recita el poema Address to a Haggis.
Esta comida se empezó a elaborar para aprovechar las vísceras restantes de la oveja que no se consumían habitualmente.

Sándwich de cerebro frito, Estados Unidos

Te sorprendería ir a un restaurante y escuchar a alguien pedir un sándwich de cerebro frito, creerás que estás en otro mundo y posiblemente salgas corriendo del lugar, pero este curioso sándwich, se encuentra en el valle del río Ohío, pues contiene restos de sesos habitualmente de cerdo, el cual es acompañado de mostaza y cebollas en vinagre. ¿Lo pedirías de desayuno acompañado de una malteada?

Escamoles, gusanos de maguey y chapulines, México

Y no podíamos quedarnos atrás con nuestra comida mexicana, pues aquí también comemos larvas, gusanos y chapulines. ¡Así es! Los escamoles son larvas de hormigas fritas que son servidas en diferentes guisos, pues son muy apreciados en la gastronomía mexicana y se convierte en una de las comidas raras más caras, debido a su fama y a la dificultad de recolectarlas.

Los gusanos de maguey son usualmente fritos en mantequilla e igualmente tienen la fama de ser una delicia gastronómica.

Chapulines un manjar prehispánico que te dejará con una explosión de sabores, pues son crujientes y están muy presentes en la comida mexicana ya que su elaboración puedes ser desde pizzas, quesadillas, botanas con chile piquín o simplemente al rojo vivo.

elmundoalinstante.com

Artículos relacionados

Deja un comentario