Cuándo puedo hacer mi vida normal si ya me vacunaron contra el covid-19

Para responder a tu pregunta, debo decirte que lo más importante es que sabemos que las vacunas protegen ante los casos graves de la enfermedad, pero no sabemos todavía si los vacunados pueden seguir contagiando ni si pueden contagiarse ellos mismos.


Ante ese riesgo y por baja que pueda ser la carga vírica de un vacunado que haya tenido contacto con un infectado, puede existir la posibilidad de contagiarse él mismo y contagiar a otros, aunque esté protegido frente a la enfermedad.

Por ello, las personas vacunadas deben seguir manteniendo las normas de precaución conocidas, es decir:

1.-Deben seguir usando el tapabocas adecuadamente, bien ajustado y cambiándolo transcurrido el tiempo de uso (cuatro horas las quirúrgicas o higiénicas y ocho horas las FFP2)

2.- Deben seguir lavándose las manos con agua caliente y jabón frecuentemente y, si no pueden, usar gel hidroalcohólico.

3.-Deben mantener cierta distancia con cualquier otra persona que no sea conviviente.

4.- Y si van a quedar con alguien o participar en alguna reunión, deben procurarse que sea al aire libre.

Así pues, hasta que no estemos seguros de si los vacunados adquieren inmunidad de tipo “esterilizante” – es decir, que no son contagiosos ni transmisores del virus -, se deben seguir manteniendo las mismas actitudes respecto de los demás que se tenían antes de la vacunación.

Además, hay que tener en cuenta que, según el tipo de vacuna que te hayan puesto, la eficacia vacunal oscila entre un 70-75% (Astra-Zeneca Oxford) y un 90-98% (Moderna y N-Biotech Pfizer). También debes saber que la adquisición de la protección inmunitaria máxima se obtiene pasados entre diez y veinte días después de ponerse la segunda dosis de la vacuna. Es importante que, hasta ese momento, actúes exactamente igual que si no estuvieras vacunado.

Si entendemos por vida normal la que llevábamos antes de la pandemia, por el momento no va a ser posible hasta que no entendamos mucho mejor al coronavirus que la causa o hasta que la sociedad adquiera una inmunidad de grupo, para lo que todavía falta tiempo. En cualquier caso, el cambio que supone la vacuna para nuestras vidas es inmenso porque nos protege de sufrir una enfermedad grave que puede llegar a ser mortal.

Por: María Elisa Calle Purón M.D.

elmundoalinstante.com

Artículos relacionados

Deja un comentario