Poderosa tormenta invernal afecta varios estados en EE.UU.

Una poderosa tormenta de nieve se intensificó el domingo sobre el centro de las Montañas Rocosas, en Estados Unidos, con fuertes nevadas y vientos que provocaron el cierre de aeropuertos y carreteras, cortes de electricidad y avisos de avalancha en partes de Colorado, Wyoming y Nebraska.


El Servicio Meteorológico Nacional calificó la tormenta invernal como “histórica” y advirtió que provocará condiciones de viaje extremadamente peligrosas o imposibles hasta al menos las primeras horas del lunes o el martes.

Las principales carreteras al sureste, que cruzan en diagonal desde la esquina suroeste de Wyoming hasta su porción noreste, estaban cerradas el domingo, incluyendo las carreteras de entrada y salida de Cheyenne y Casper.

El Departamento de Transporte de Wyoming suspendió las operaciones de limpieza de nieve en el área de Casper este domingo debido a la fuerte nevada y la falta de visibilidad.

El Departamento de Transporte de Nebraska pidió a la gente de todo el estado que se quedara en casa para evitar los fuertes vientos y la lluvia en el lado oriental del estado, así como las condiciones de ventisca en el oeste, informó el Omaha World-Herald. El tráfico de la Interestatal 80 fue desviado hacia las ciudades y pueblos cercanos.

En el aeropuerto internacional de Denver, las pistas se cerraron poco antes del mediodía del domingo debido a la nieve que soplaba y a la escasa visibilidad. “Muchos vuelos ya han sido cancelados, por lo que el cierre de las pistas tiene un impacto mínimo”, dijeron los funcionarios del aeropuerto en publicaciones en las redes sociales. Más de 48 centímetros de nieve habían caído en el aeropuerto a las 11 de la mañana del domingo, dijo el servicio meteorológico.

El Aeropuerto Regional del Norte de Colorado, que sirve a las áreas de Fort Collins y Loveland, fue cerrado el domingo por la mañana después de recibir 30 centímetros de nieve, según las cuentas de los medios sociales del aeropuerto.

Una advertencia de avalancha estaba en efecto el domingo para las Montañas Rocosas al oeste de Fort Collins, Boulder, Denver y Colorado Springs, donde “las intensas nevadas causarán avalanchas grandes y destructivas”, dijo el Centro de Vigilancia de Avalanchas de Colorado. El centro advirtió que estas avalanchas podrían ocurrir en lugares inusuales y recomendó no viajar.

caribbeannewsdigital.com

Artículos relacionados

Deja un comentario