Renace Orient Express, el tren más romántico y lujoso de Europa

El famoso tren presenta cinco nuevas rutas y amplía a seis las Grand Suites.


Viajar en un tren de lujo es como volver al pasado donde las prisas quedaban relegadas y los pequeños placeres tomaban el protagonismo. El legendario Venice Simplon Orient Express recrea toda la magia del siglo XIX en un momento en que los turistas valoran los pequeños placeres, la seguridad y el lujo. La cadena hotelera Belmond, que opera el legendario ferrocarril ha incorporado nuevas rutas con salida en Roma, Florencia, Ginebra, Bruselas y Ámsterdam. Los itinerarios incluyen viajes de una noche desde Florencia y Roma a través de los lagos italianos y las montañas suizas, un viaje de Ginebra a Venecia a través del Brenner Pass y un recorrido por París, Bruselas y Ámsterdam en su nueva ruta de Venecia a Ámsterdam.

El renovado Orient Express tiene, además, tres nuevas Grand Suites en el vagón más antiguo del tren, que fue construido en 1926. Las nuevas suites cuentan con baño privado con ducha, cama doble y una sala de estar con calefacción por suelo radiante. Las comodidades incluyen un mayordomo de cabina personal las 24 horas, champán a petición, comidas en la suite y traslados privados hacia y desde el tren.

Uno de los trenes más lujosos del mundo

Desde su inauguración en 1883 el Orient Express, que unía París con Estambul, fue considerado uno de los trenes más lujosos del mundo. El legendario Venice Simplon-Orient-Express recrea toda la magia de los primeros años del siglo XX con una colección de carruajes originales de los años 20. Cada uno de sus 17 vagones fueron alguna vez parte de trenes históricos y glamurosos como Le Train Bleu y el Rome Express que han sido restaurados con mimo devolviéndoles el esplendor del Art Deco.

Dos coches cama, -3543 y 3544-, cuentan con diseños de interiores del renombrado René Prou mientras que el coche cama 3425 formaba parte del tren en el que el rey Carol de Rumanía escapó con su amante en 1940.

Los tres vagones comedores tienen también mucha historia a sus espaldas. Etoile du Nord, con su hermosa marquetería, una vez formó parte del Danubio Express de Bucarest a Constanza. L’Oriental, decorado con laca negra, formó parte de la Cote d’Azur, un tren que lleva a las jóvenes promesas de París a Niza. El vagón comedor 4141 también formó parte de este lujoso tren y luego se unió al Deauville Express. El vagón cuenta con paneles clásicos diseñados por el René Lalique.

elmundoalinstante.com

Artículos relacionados

Deja un comentario