Los aviones de rango medio se imponen en la era covid19

  • Rodrigo Silva e Souza, vice presidente de Marketing de Embraer Commercial Aviation, declaró recientemente sobre el futuro de la industria aeronáutica y la nueva dirección que está tomando.
  • Aviones más pequeños, flotas más reducidas, demanda en picada, despidos masivos. En este escenario se mueven los transportistas aéreos, que siguen apostando a una recuperación de largo plazo, pero recuperación al fin.
  • Embraer tiene una ventaja relativa en este momento, por la línea de aviones de rango medio que fabrica; mientras Airbus respira algo aliviado por el protagonismo que ha tomado su nuevo modelo A220, desarrollado originalmente por el fabricante Bombardier. Boeing se encuentra en una encrucijada más retadora, por la crisis del MAX.

¿Qué pasó?

La demanda se vino abajo a partir del momento que se cerraron las fronteras, para tratar de contener la propagación del virus. La gente dejó de viajar y las empresas cancelaron todo tipo de eventos grupales. Desempleo, incertidumbre económica y cuarentena se impuso en muchos países.

La consecuencia inmediata fue un impulso al teletrabajo desde el hogar, como nunca antes. Las empresas más grandes del mundo lo han adoptado hasta nuevo aviso. Los viajes de negocios, convenciones y eventos en general, han sido reemplazados por reuniones virtuales en tiempo real. La cultura del trabajo remoto está significando un golpe fuerte a la aviación y su planificación de rutas y flotas.

En los últimos meses, la aviación se ha visto enfrentada a una situación aguda, caracterizada por muchos asientos disponibles, pocos pasajeros, y tarifas reducidas, todo lo cual hace el negocio inviable. Prueba de ello, es el retiro anticipado de muchos aviones que aún se encuentran en condiciones de operar, especialmente en el rango de grandes cuatrimotores y otros bimotores de gran capacidad.

¿Qué hacer?

Ha llegado el momento de repensar el modelo de negocios de la aviación casi desde cero. Las aerolíneas se encuentran ahora en la necesidad de contar con la flota justa para su cuadro de rutas y demanda. No es otra cosa que rightsizing.

De acuerdo a Silva, Embraer y la familia E-Jets, que data del año 2000, siempre se ha movido en ese rango medio de aeronaves, apropiadas para un mercado pret-a-porter o a la medida de la necesidad del transportista. Equipos bimotores de fuselaje estrecho de medio alcance, desarrollados por el fabricante brasileño. En contraste, afirma Silva, las aerolíneas que operan aviones de cuerpo ancho y doble pasillo, se han manejado con 70% de factor de ocupación, y baja rentabilidad debido a políticas de descuentos; del otro extremo, los aviones regionales no cuentan con el alcance y tamaño de cabina apropiados para ofrecer un servicio de altura.

Embraer confía que ha llegado el momento estelar de su línea E-Jets, que compite justamente con aviones de cabina de un solo pasillo, ligeramente más grandes. Para el fabricante brasileño, las aerolíneas pueden ahora contar con un avión a la medida de su red de vuelos, que vaya de acuerdo a la demanda y mínimo exceso de capacidad.

Con los vuelos de largo alcance en números reducidos, el mercado doméstico es la tabla de salvación para muchas aerolíneas. En este escenario, un avión de mediano rango, con capacidad para transportar entre 80 y 140 pasajeros, dependiendo de la configuración, permitirá mejorar la conectividad entre destinos y ciudades de menor tamaño, sin escalas.

Fundamental en todo esto es la rentabilidad. Embraer afirma que la nueva realidad exige a las aerolíneas medir sus “ingresos por asiento”, porque la demanda ha bajado sustancialmente y ya es irrelevante la “participación de mercado”, cuando lo que se busca es sobrevivir esta transición hacia una nueva realidad de mercado. En pocas palabras: las aerolíneas necesitan equipos con costos operativos bajos, alta tasa de ocupación, y que generen los mejores ingresos por asiento disponible/milla volada.

Punto adicional de este nuevo enfoque, es la preocupación por el planeta que habitamos. La crisis mundial causada por el Covid-19 también ha replanteado la necesidad de tener aviones más eficientes y de menor impacto en el medio ambiente. Una era post pandemia, verá también un transporte aéreo más sostenible, con cada vez menos emisiones contaminantes.

El recorrido es largo para la industria aérea. Afortunadamente, existe la tecnología para acelerar esa recuperación, tan necesaria para los que dependen de la aviación, las personas que se movilizan entre países y regiones, y desde luego para los propios fabricantes y operadores.

Fotos: Embraer

Luis Manuel Vargas M.
Comunicador Social. UCAB 92. CNP #7761
@aeroconexion
www.aeroconexion.wordpress.com

Volver al boletín

Related Posts

Deja un comentario