Perú: Turismo en áreas naturales generará más recursos

Visitas debidamente guiadas garantizan cuidado del medioambiente.


Las áreas naturales protegidas (ANP) son espacios que permiten preservar la diversidad biológica, y una actividad turística bien llevada, desde el punto de vista ambiental, no solo asegura su conservación sino también genera beneficios para la población, destacó el viceministro de Desarrollo Estratégico de los Recursos Naturales del Ministerio del Ambiente (Minam), Gabriel Quijandría.

“En el Perú, las actividades turísticas a partir de las áreas naturales protegidas son una fuente muy importante de ingresos para las poblaciones aledañas”, subrayó.

Agregó que en los últimos años el turismo dentro de las ANP generó un promedio de 800 millones de dólares al año, así como 36,000 empleos directos y 150,000 empleos indirectos asociados a esta actividad económica.

Generación de ingresos

El viceministro manifestó también que, en muchos casos, las áreas naturales protegidas se encuentran en lugares relativamente alejados de la ciudad, sobre todo en el ámbito amazónico, por lo que la reactivación del turismo es muy importante a fin de generar ingresos para las comunidades aledañas o que viven de sus servicios de alimentación o de guiado que ofrecen a los visitantes, y que en los últimos meses fueron perjudicadas por la pandemia del covid-19.

Desde otro ángulo, el turismo en las ANP es una buena opción para reconectar con la naturaleza, además de contribuir al buen equilibrio emocional de las personas que gradualmente están saliendo del obligatorio confinamiento social debido al coronavirus.

En ese contexto, Quijandría invitó a la población a recorrer las áreas naturales protegidas que gradualmente están reabriendo sus puertas; ello como una opción más de entretenimiento familiar y para favorecer el equilibrio emocional conviviendo responsablemente con la biodiversidad.

En entrevista con Radio Nacional, el viceministro Quijandría dijo que el Gobierno ha aprobado un protocolo de bioseguridad para los usuarios de las áreas naturales protegidas en las que ahora se permite el acceso, pero con un aforo del 50% de su capacidad.

Son trece las primeras ANP que reanudaron las visitas y actividades turísticas a escala nacional como parte de una gradual reapertura de estos destinos convertidos en importantes atractivos turísticos.

Para la reactivación de la actividad turística en las ANP se desarrolla un trabajo articulado y continuo con los diversos actores, lo que involucra tanto a autoridades regionales, provinciales y distritales, como a las comunidades y operadores turísticos.

elperuano.pe

Artículos relacionados

Deja un comentario