Ministerio de Salud de Chile autoriza viajes interregionales entre 257 comunas

En una nueva decisión dentro del programa de desconfinamiento “Paso a Paso” definido por el Gobierno de Chile, el Ministerio de Salud señala que se autorizan viajes entre comunas que se encuentren en las fases de “Preparación”, “Apertura Inicial” y “Apertura Avanzada”. El anuncio lo realiza la subsecretaria de Salud, Paula Daza, al evaluar las medidas adoptadas por la autoridad durante las celebraciones de Fiestas Patrias.


“Se va a permitir el traslado entre comunas que estén en etapa Preparación, Apertura Inicial y Apertura Avanzada. Esta posibilidad de movilidad comenzará a operar el próximo 28 de septiembre”, señala Daza.

Actualmente, Chile posee 202 comunas en el Paso 3 “Preparación” y otras 55 en el Paso 4 de “Apertura Inicial”. Ninguna de las comunas del país logra llegar al Paso 5 de “Apertura Avanzada”. El programa de desconfinamiento establecido por el Gobierno es a nivel comunal, según la organización política del territorio chileno. Cada una de las comunas avanza o retrocede según la evolución de los contagios.

La autorización para viajes interregionales entre las 257 comunas autorizadas comienza el lunes 28 de septiembre. Se trata de la primera ocasión desde la imposición de las restricciones en marzo que el Gobierno de Chile permite traslados dentro del país independiente de los motivos de viaje autorizados como trabajo esencial (acreditado), salud o asistencia a funerales de familiares cercanos.

Si bien no es un levantamiento completo de las restricciones, los permisos para viajar dentro de Chile o al menos entre las comunas con mayor grado de desconfinamiento permitirá incrementar el transporte aéreo de pasajeros favoreciendo la recuperación. En primer término, la medida puede ayudar a compensar el aumento de la oferta aérea (en términos de ASK) que las líneas aéreas vienen realizando como parte de sus esfuerzos para asegurar liquidez y continuidad. Dependiendo de la demanda, en segundo lugar puede impulsar a un mayor incremento de operaciones a las distintas ciudades de Chile.

Aunque con frecuencias significativamente reducidas en comparación con niveles de 2019, las líneas aéreas gradualmente están retomando la conectividad a las distintas ciudades de Chile, aunque con cierta volatilidad por las condiciones del escenario. Pese a los anuncios, en la industria aérea todavía hay una necesidad de mayor claridad de parte de las autoridades para poder efectuar una programación adecuada y evitar errores de interpretación en momentos que la industria y los usuarios necesitan certezas. Coinciden que no se pueden elaborar proyecciones operacionales ni transmitir confianzas a los pasajeros cuando se tienen reglas ambiguas o que van cambiando constantemente.

Actualmente, LATAM opera desde Santiago hacia Arica, Iquique, Antofagasta, Calama, Copiapó, La Serena, Concepción, Temuco, Puerto Montt, Balmaceda y Punta Arenas. SKY vuela desde Santiago hacia Arica, Iquique, Antofagasta, Calama, La Serena, Concepción, Valdivia, Puerto Montt y Balmaceda. Además efectúa algunos vuelos interregionales en las rutas Antofagasta – La Serena, Puerto Montt – Balmaceda y Puerto Montt – Punta Arenas. Por su parte JetSMART, opera en Arica, Iquique, Antofagasta, Calama, Copiapó, La Serena, Santiago, Concepción, Temuco, Valdivia, Puerto Montt y Balmaceda, tanto desde la capital como en tramos interregionales. En algunas ciudades, la línea aérea de ultra bajo costo y tarifas bajas (ULCC, por sus siglas en inglés) de Indigo Partners es el principal operador por cantidad de frecuencias y rutas, aunque ciertas operaciones presentan una alta volatilidad.

En sus declaraciones, la subsecretaria Daza no indica si los viajeros que se desplacen entre las comunas en Paso 3 y 4 deben complementar los formularios exigidos hasta ahora, especialmente el pasaporte sanitario, declaración jurada que cada persona debe llenar 24 horas antes de su traslado. En ese sentido, se infiere que dicha documentación se mantiene y en caso de que los traslados se realicen desde o hacia comunas en cuarentena o “Transición” rigen las restricciones de viaje (traslados, salud o asistencia a funerales).

Más presión para las aduanas sanitarias

Por la mayor cantidad de personas que por distintos motivos se podrá trasladar, se espera un incremento en el flujo de pasajeros por los aeropuertos del país. Con ello se introduce una mayor presión para las aduanas sanitarias que, por motivos de burocracia y falta de estandarización en la revisión, se transforman en nuevos cuellos de botella en los distintos terminales aéreos. Tanto en Santiago como en regiones, las aduanas sanitarias generan largas filas de personas con tiempos de espera que alcanzan hasta 1 hora, significativamente superior a cualquier estándar de la industria aérea para un control de estas características.

Con niveles de tráfico de pasajeros incrementándose gradualmente desde junio, las autoridades chilenas anuncian a mediados de septiembre que los pasajeros sólo deben presentar el pasaporte sanitario para pasar el control sanitario para medir su temperatura y obtener el papel-volante para viajar. Si no tienen el documento virtual deben llenar el formulario físico. Ambos son considerados como declaración jurada por lo que su falseamiento obliga a las personas a someterse a lo dispuesto en la ley. Al eliminar la revisión de los documentos, esperan que el tiempo de control se reduzca significativamente a uno o dos minutos como máximo. Sin embargo, no hay referencia al tiempo de espera en fila.

Pese al anuncio, los cambios aplican sólo para el aeropuerto de Santiago. En regiones, la situación continúa siendo compleja los problemas que presentan las revisiones con largas filas, falta de eficiencia en las revisiones, arbitrariedades en la exigencia de documentos, largas esperas y filas interminables. Por lo mismo, desde la industria aérea se hace un llamado a las autoridades a avanzar a una urgente estandarización de los protocolos a fin de evitar aglomeraciones innecesarias y de retrasar los procesos en los aeropuertos.

Considerando que la convivencia con el virus COVID-19 es una realidad, urge contar con medidas razonables, armonizadas, no invasivas de bajo costo que permitan garantizar la salud y la necesaria recuperación de la economía. Para ello, es necesario intensificar la cooperación y mejorar la coordinación, ambas de manera efectiva, entre la industria aérea y los sectores públicos, además de estar constantemente revisando medidas siempre bajo conocimientos científicos.

aero-naves.com

Artículos relacionados

Deja un comentario