España implanta sistemas de control de temperatura de pasajeros en 13 aeropuertos

El sistema está integrado por cámaras fijas y cámaras móviles de refuerzo.


La empresa Indra se ha adjudicado un contrato con Aena para la implantación del sistema de control de temperatura de pasajeros mediante cámaras termográficas que ya están operativas en trece de sus aeropuertos, según ha informado la empresa.

Las cámaras adjudicadas a Indra se han implantado en los aeropuertos Adolfo Suárez Madrid-Barajas, Josep Tarradellas Barcelona-El Prat, Palma de Mallorca, Málaga-Costa del Sol, Alicante-Elche, Ibiza, Gran Canaria, Tenerife Sur, Valencia, César Manrique-Lanzarote, Sevilla, Fuerteventura y Menorca.

Según ha detallado la compañía, el sistema está integrado por cámaras fijas, instaladas en la zona de llegada de pasajeros, y cámaras móviles de refuerzo, con las que se podrán realizar controles aleatorios en cualquier punto de las terminales

Los sensores termográficos de las cámaras disponen de un punto de referencia (black body) con una temperatura fija que asegura su precisión. Se trata además de una solución inteligente, que detecta de forma autónoma al viajero, sin necesidad de que se detenga o se sitúe a una distancia determinada.

“Es capaz de reconocer el rostro de la persona y distinguir las zonas cubiertas por la mascarilla, gorra u otras prendas para escoger el punto en el que puede realizar la medición correctamente. Todo ello sin necesidad de intervención humana”, ha explicado la compañía este martes a través de un comunicado.

Otras tecnologías

La pandemia por COVID-19 ha obligado a los aeropuertos de todo el mundo a reducir su actividad al mínimo y a emplear tecnologías innovadoras para la gestión de la actividad.

Entre ellas, Indra está ofreciendo soluciones ‘Passenger Flow’ para controlar el flujo de pasajeros en cualquier punto de la terminal. El uso de tecnologías como el Big Data o la Inteligencia Artificial ayudan a gestionar de forma eficiente los espacios interiores y recursos asociados, en particular, aquellas zonas donde se pueden producir aglomeraciones: mostradores de facturación, controles de seguridad, puntos de información o puertas de embarque.

Permiten además predecir y anticipar la demanda de los pasajeros y sus comportamientos, facilitando una mejor gestión de las operaciones, especialmente en un momento como el actual, en el que se está implementando procesos de enrolamiento o asignación de intervalos de tiempo (slots) para la llegada.

Otra de las tecnologías impulsada por Indra es la plataforma de gestión de la información de seguridad física (iSIM), una herramienta que ofrece una visión de lo que ocurre en el aeropuerto en cada momento y que facilita el control integral de todos los sistemas de videovigilancia, control de accesos, megafonía, detección de intrusiones, así como de los sistemas de toma de temperatura de los pasajeros con cámaras termográficas.

agenttravel.es

Artículos relacionados

Deja un comentario