La Catedral de Notre Dame será reconstruida tal y como era antes del incendio

La Catedral de Notre Dame será reconstruida tal y como estaba antes del devastador incendio del año pasado.


No habrá piscina o jardín orgánico en el techo del monumento medieval de París, o una aguja de vidrio contemporánea, u otros giros modernos. Y para mantener la precisión histórica, será construida de nuevo con plomo potencialmente tóxico.

Ese es el veredicto del presidente francés Emmanuel Macron, los actuales arquitectos de la catedral y el general a cargo del colosal proyecto de reconstrucción de uno de los hitos más preciados del mundo.

Macron, que quiere que Notre Dame se reabra a tiempo para las Olimpiadas de 2024, había presionado inicialmente para que se diera un toque contemporáneo a la catedral, provocando llamativas propuestas de arquitectos de todo el mundo.

Pero Macron aceptó el argumento de los tradicionalistas, y aprobó los planes de reconstrucción del monumento del siglo XII que fueron presentados el jueves, según una declaración de la agencia estatal que supervisa el proyecto.

El plan incluye la recreación de la aguja del siglo XIX diseñada por el arquitecto Eugene Viollet-le-Duc que se derrumbó en el incendio y “favorece la fidelidad a la forma del monumento y la restauración de la catedral en su último estado”, según el comunicado.

Esto significa cómo estaba Notre Dame la tarde del 15 de abril de 2019, antes de que el fuego estallara, consumiera el techo y amenazara las torres gemelas de ventanas rosadas que mantienen la catedral en pie.

Más de un año después, la estructura sigue siendo inestable. Llevó casi un año limpiar los peligrosos residuos de plomo liberados en el incendio y llegar al punto en que los trabajadores pudieran empezar a retirar los andamios que habían estado en su lugar para un esfuerzo de renovación anterior. La reconstrucción real no comenzará hasta el próximo año.

El plan de reconstrucción presentado el jueves dice que el proyecto replicará los materiales originales “para garantizar la autenticidad, armonía y coherencia de esta obra maestra del arte gótico”.

Esos materiales incluían toneladas de plomo, lo que está suscitando preocupación entre los grupos de salud y medio ambiente. Las partículas de plomo liberadas durante el incendio obligaron a cerrar las escuelas de la zona y provocaron un largo y minucioso esfuerzo de limpieza del barrio histórico de la catedral en una isla del centro de París.

caribbeannewsdigital.com

Artículos relacionados

Deja un comentario