Cambio: Un aeropuerto americano, nuevo líder mundial de tráfico

El Aeropuerto de Dallas-Fort Worth (DFW), con siete pistas de aterrizaje y cinco terminales y que sirviendo de base a American Airlines normalmente está por detrás de Atlanta, Chicago O’Hare y Los Ángeles en despegues y aterrizajes, se ha convertido inesperadamente en el más concurrido del mundo tras irrumpir el coronavirus.


Los recortes de rutas de las principales aerolíneas americanas ha supuesto volver a dos décadas atrás, cuando empezó una tendencia hacia más vuelos directos, evitando los grandes aeropuertos centrales en medio del país. Ahora los aeropuertos ‘midcontinent’ están de vuelta, obligando a hacer escalas en vez de volar directamente.

Se necesita una gran demanda para completar aviones en rutas directas sin pasajeros con conexión. Eso no existe hoy en EEUU, y puede que no exista en mucho tiempo. Así que las aerolíneas refuerzan los aeropuertos centrales, donde el número de conexiones posibles a menudo determina lo llenos que van los vuelos (American supera el 50% de ocupación en Estados Unidos).

En mayo, DFW operó 12.109 vuelos de pasajeros de salida, superando al Aeropuerto Internacional de Chengdu-Shuangliu de China en 86 vuelos por el título del más concurrido del mundo, según apuntan desde Cirium, firma de datos y analíticas de viaje con sede en Londres. En junio, DFW aumentó su ventaja sobre Chengdu, dicen desde la firma de análisis.

Entre los aeropuertos de EEUU, los vuelos programados en DFW en junio superaron a Atlanta, Denver, Charlotte y Chicago O’Hare en ese orden, según OAG. Desde el aeropuerto afirman, según revela elconfidencial, que esperan que en julio el tráfico de pasajeros se reduzca solo un 45% (Las 20 rutas aéreas más transitadas entre México y Estados Unidos).

Reportur

Volver al boletín

Artículos relacionados

Deja un comentario