Científicos creen que se puede generar electricidad a partir del vapor de agua atmosférico

La búsqueda de fuentes de energía renovable, que incluyen la eólica, la solar, la generada mediante presas hidroeléctricas, la geotérmica y la obtenida de la biomasa, es del máximo interés debido a su enorme potencial en la lucha contra el cambio climático.


Una nueva investigación abre la posibilidad de aprovechar el vapor de agua presente en la atmósfera para generar electricidad utilizable.

La investigación es obra de Colin Price, Hadas Saaroni y Judi Lax, los tres de la Universidad de Tel Aviv en Israel.

Tal como explica Price, la electricidad en las tormentas eléctricas es generada solo por el agua en sus diferentes fases: vapor de agua, gotas de agua y hielo. Veinte minutos de desarrollo de las nubes pueden bastar para pasar de las gotas de agua a enormes descargas eléctricas (relámpagos).

Los investigadores se propusieron tratar de producir una pequeña batería de bajo voltaje que utilizara solo la humedad del aire, basándose en descubrimientos anteriores. En el siglo XIX, por ejemplo, el físico inglés Michael Faraday descubrió que las gotas de agua podían cargar eléctricamente las superficies metálicas debido a la fricción entre ellas. Un estudio mucho más reciente demostró que ciertos metales acumulan una carga eléctrica espontáneamente cuando se exponen a la humedad.

Price, Saaroni y Lax realizaron experimentos de laboratorio para determinar el voltaje entre dos metales diferentes expuestos a una alta humedad relativa, mientras uno está conectado a tierra. Descubrieron que no había voltaje entre ellos cuando el aire estaba seco. Pero una vez que la humedad relativa subió por encima del 60%, comenzó a desarrollarse un voltaje entre las dos superficies metálicas aisladas. Cuando los investigadores disminuyeron el nivel de humedad por debajo del 60%, el voltaje desapareció. Cuando llevaron a cabo estos mismos experimentos en el exterior en condiciones naturales, vieron los mismos resultados.

El agua es una molécula muy especial. Durante las colisiones moleculares, puede transferir una carga eléctrica de una molécula a la otra. A través de la fricción, puede acumular una especie de electricidad estática. A través de experimentos, Price, Saaroni y Lax encontraron que diferentes superficies metálicas aisladas acumulan diferentes cantidades de carga a partir del vapor de agua en la atmósfera, pero solo si la humedad relativa del aire es superior al 60%. Esto ocurre casi todos los días en el verano en Israel y todos los días en la mayoría de los países tropicales.

Según Price, los resultados de este estudio desafían las ideas establecidas sobre la humedad y su potencial como fuente de energía.

Hay que matizar, sin embargo, que lo que los investigadores han demostrado es que el aire húmedo puede ser una fuente de carga eléctrica de las superficies a voltajes de alrededor de solo un voltio. O sea que, por ahora, las aplicaciones prácticas de la nueva tecnología que se ven en el horizonte tecnológico están limitadas a dispositivos que operen con ese voltaje, como por ejemplo pilas de 1,5 V que se puedan recargar a partir del vapor de agua del aire.

elmundoalinstante.com

Artículos relacionados

Deja un comentario