Europa: tres países ya tienen un plan para recuperar el turismo

Ya son varios los países de la Unión Europea que empiezan a aportar algo de certidumbre a los empresarios del sector turístico. Aunque aún falta un largo camino por recorrer para llegar a la nueva normalidad pos-Covid, tres Estados ya se atreven a poner fecha a la reapertura de sus hoteles.


Uno de los pioneros es Austria, cuyo plan de desescalada comenzó a implementarse el pasado 14 de abril, con la apertura de tiendas de hasta 400 metros cuadrados. Según su hoja de ruta, a mediados de mayo será el turno de hoteles, restaurantes y bares, siempre y cuando la situación epidemiológica lo permita. Su plan se asemeja al de Polonia, que también tiene previsto permitir a estos establecimientos volver a abrir sus puertas a mediados del próximo mes.

República Checa, por su parte, ha presentado un “plan de salida” de la crisis provocada por la pandemia de Covid-19. Establece una apertura gradual en cinco fases comprendidas entre el 20 de abril y el 8 de junio, correspondiendo el último turno a hoteles y grandes superficies.

Portugal pretende aprovechar la imagen de seguridad que ha transmitido

Otro país que sopesa reanudar la actividad turística es Portugal, cuya desescalada arrancará el próximo 2 de mayo. El país luso se prepara ya para la reapertura del turismo, si bien de momento no ha fijado una fecha exacta.

“La gente querrá volver a viajar y tener experiencias donde se valore la seguridad”, ha destacado el ministro luso de Economía, Pedro Siza Vieira, quien se muestra convencido de que “seguirán viendo Portugal como un destino seguro”. Según avanza, el sector volverá de forma progresiva a la normalidad con algunas restricciones: “restaurantes con limitaciones, hoteles con tasas de ocupación bajas y un aumento de la desinfección de las instalaciones”.

En el caso de las tres grandes potencias turísticas del viejo continente, como son España, Francia e Italia, sus respectivos gobiernos aún no han dado pistas sobre cuándo se procederá a la reapertura de la infraestructura hotelera. Italia ya ha dado a conocer algunas pinceladas de su plan de desconfinamiento, avanzando que los bares y restaurantes podrían abrir a partir del 1 de junio. Francia, por su parte, planea una salida progresiva a partir del 11 de mayo, si bien no especifica cuándo será el turno de la hotelería y la restauración.

Preferente

Volver al boletín

Artículos relacionados

Deja un comentario