Bogotá y Cali se preparan para recuperar turismo de reuniones

Con la crisis generada por el Covid-19, Bogotá y Cali preparan estrategias de recuperación para el sector de turismo de reuniones, una vez termine la emergencia. Bogotá ya tendría una afectación de $210.000 millones en reuniones y espectáculos, mientras que Cali y todo el Valle del Cauca tendría 24.000 millones de pesos en pérdidas de la industria de eventos.

De acuerdo al Instituto Distrital de Turismo (IDT) de Bogotá, el turismo de reuniones y espectáculos, ofrece alrededor de 21.000 empleos en 550 empresas directas y 1.456 empresas y personas naturales. Según Karol Fajardo, directora del IDT, ya estarían trabajando para la recuperación del sector. “Nosotros estamos en coordinación con el cluster de reuniones de turismo MICE de la Cámara de Comercio, con el Bureau de Convenciones de Bogotá y con Procolombia trabajando conjuntamente para que la industria también esté preparada para recibir estos grandes eventos”, comentó Fajardo.

El IDT resaltó las estrategias que están construyendo para la recuperación del sector no solo para Bogotá sino también para Cundinamarca. Para esto estableció el Consejo de Turismo Covid-19, con representantes de 13 gremios del sector, empresarios, entidades del Distrito y entidades nacionales como Procolombia para manejar distintas solicitudes del sector. Este Consejo se encargará que se cumpla lo establecido por el Gobierno y trabaja en un plan de recuperación que incluye la realización de alianzas con otros municipios de Cundinamarca.

Reiteró las ayudas que el Gobierno dará el sector de eventos, como lo anunció el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, entre ellas la línea de créditos ‘Colombia Responde’ y los créditos de Bancóldex con $250.000 millones para los sectores de espectáculos, aviación y hotelería. La otra ayuda está enfocada a “la articulación de sus capacidades instaladas para ser proveedores de distintos programas de la Alcaldía, en caso de que la emergencia se agrande muchísimo más”, indicó Fajardo.

Por su parte, Stefanía Doglioni, directora ejecutiva del Cali Valle Bureau asegura que, “desde el gran empresario productor de eventos, los artistas que se suben a los escenarios, hasta el que clava una puntilla en el escenario, están sufriendo el impacto de esta crisis que cada vez resulta más incierta en un sector cuyo objetivo es reunir personas en pro a un propósito”, explicó Doglioni.

La región del Valle del Cauca también viene adelantando estrategias para mitigar el impacto negativo que este brote está dejando en el sector, incentivando, a través de medios digitales, capacitaciones con expertos para empresarios de la industria, presentaciones de destino en mercados internacionales, entre otros.

Igualmente, PCMA, Asociación Profesional de Gestión de Convenciones, entrega una serie de cursos virtuales para mantener informado a la comunidad de la industria sobre cómo actuar ante el Covid-19 y de esta manera recibir una ruta de recomendaciones para tomar decisiones frente a la ejecución de los eventos planeados. “Sabemos que reponernos después de que todo esto pase va a tomar tiempo, pero desde ya el destino se está preparando para llegar recargados y seguir posicionando nuestra región nacional e internacionalmente para atraer más eventos de todo tipo”, dijo Stefanía.

Según cifras del IDT, Bogotá esperaba aumentar en 6.7% la llegada de turistas durante Semana Santa, con respecto al año pasado, con un ingreso de 40 millones de dólares.

reportur.com

Artículos relacionados

Deja un comentario