De la mano de la reina Rania de Jordania hagamos una visita virtual por Petra, la ciudad de los nabateos

La Jordan Tourism Board se unió a Google Maps para ofrecer un recorrido virtual por uno de los lugares más impactantes del mundo


Es tiempo de quedarse en casa y viajar desde el ordenador, la tablet o el móvil. Son muchas las aplicaciones que se han desarrollado para poner a disposición de los viajeros virtuales la mejor manera de descubrir escenarios que hoy en día están cerrados al turismo. La Jordan Tourism Board (JTB) se unió a Google Maps para ofrecer un recorrido virtual por uno de los lugares más impactantes del mundo: la ciudad nabatea de Petra y nadie mejor que la reina Rania de Jordania para narrar el recorrido por esta maravilla del mundo.

Muchas personas creen que Petra empieza y acaba en El Tesoro, pero lo cierto es que el yacimiento arqueológico de la ciudad rosa tiene mucho más que ofrecer. Petra, declarada Patrimonio de La Humanidad por la Unesco, está situada a unos 200 kilómetros de la capital. Es conocida como la ciudad perdida porque fue abandonada por los nabateos en el siglo VII a.C. Fue descubierta de nuevo en el siglo XIX. Excavada y esculpida en la roca, fue habitada en su época dorada por aproximadamente treinta mil personas. Además de ser la ciudad perdida es una ciudad oculta, ya que las tormentas de arena y las inundaciones, enterraron muchos edificios provocando que solo se pueda conocer un 20% de la misma.

Entrada Al Siq

Su profundo desfiladero, El Siq, hizo que fuera aún más complicada de «descubrir» la ciudad. En la entrada principal de la urbe hay tres bloques de arenisca que se cree que representan a Dushara, el dios de las montañas. Algunos historiadores piensan que servían para vigilar el abastecimiento de agua, vital para la existencia de la ciudad y de sus propios habitantes.

El Tesoro

Sorprende que los historiadores sigan sin ponerse de acuerdo sobre el uso principal que tenía el Tesoro. Algunos opinan que era una biblioteca y otros piensan que aquí se enterró a un rey nabateo, pero es posible que nunca sepamos lo que fue en realidad.

Los edificios fueron orientados astronómicamente. Al construirlos tuvieron muy en cuenta los equinoccios y los solsticios. Un claro ejemplo es el famoso Monasterio, que durante el invierno recibe luz que ilumina directamente el altar mayor.

El Monasterio

Es uno de los monumentos más grandes de Petra. La entrada, que es su única fuente de iluminación, tiene 8 metros de altura. En el pasado, los peregrinos se congregaban en la explanada de enfrente para acudir a rezar a este lugar.

El Teatro

.El recorrido lleva al viajero hasta lugares construidos hace 2000 años, como el teatro que a pesar de su marcado estilo romano, en realidad fue construido antes de que estos llegaran a Petra en el 106 d. C. . Los espectadores se sentaban mirando al noreste, de modo que el sol no les daba en los ojos.

Calle de las Fachadas

Petra albergaba un gran centro funerario. Bautizada por los nabateos como «la ciudad para el día de mañana» se han encontrado cientos de tumbas que van desde las más sencillas hasta imponentes fachadas ornamentadas.

Los gigantescos sepulcros en la vertiente sur de esta antigua calle guardan los restos de los funcionarios municipales y de las familias acomodadas. Los sepulcros de las personas más humildes están situados en el lado opuesto y han sido erosionados por el viento y las inundaciones durante siglos.

El gran templo

El Gran Templo es un ejemplo característico de la arquitectura nabatea temprana, con cabezas de elefantes talladas en piedra. Sin embargo, es más probable que haya sido un edificio gubernamental que un lugar de culto.

Estas y otras muchas son las paradas de este recorrido virtual por Petra este famoso yacimiento arqueológico situado en el desierto del sudoeste de Jordania, que claro que sí, se puede visitar sin salir de casa #QuedateEnCasa.

elmundoalinstante.com

Artículos relacionados

Deja un comentario