Así es Al Madam, el pueblo fantasma tragado por el desierto

A solo 60 km de la ciudad de Dubái, esta ciudad abandonada en extrañas circunstancias es hoy un nuevo destino turístico


En los Emiratos Árabes, a tan solo 60 km de la ciudad de Dubái, en mitad del desierto, se encuentra un pequeño pueblo abandonado rodeado de misterio. Construido entre los años 1970 y 1980 y habitado por la tribu Al Kutbi, nadie sabe con exactitud por qué sus habitantes fueron dejando vacías sus casas, tiendas y mezquita.

Con los años el viento del desierto se ha ido colado lentamente por puertas y ventanas y montañas de arena ocupan dormitorios y salones donde hace 40 o 50 años habitaba una de las tres tribus más importantes de la zona.

Hoy, ese pueblo entre las dunas, abandonado, vuelve a la actualidad. Dice la CNN que los los miembros de la comunidad de expatriados de Dubái lo llevan en sus corazones, que los foros de Reddit están llenos de consejos para hacer el viaje, que Youtube está atestado de aventuras en aquel lugar y que cada vez hay más operadores turísticos que atienden la demanda.

¿Qué pasó en Al Madam?

Leyenda y realidad se confunden en Al Madam, y hay quien asegura que el responsable de ahuyentar a los residentes fue una criatura sobrenatural o «djinn» en la que cree la comunidad musulmana, aunque lo más que probable es que la dureza del desierto terminara por hacer mella en la vida cotidiana de una población que buscó refugio en localidades cercanas más preparadas para la supervivencia. Hay testigos que hablan de tormentas de arena feroces que hicieron que la aldea fuera inhabitable.

Ahora, este rincón perdido en mitad del desierto se ha convertido en una visita frecuente entre los turistas más curiosos. Desde las cercanas ciudades de Dubái -a 60 kilómetros- o de Sharjah -a 50 kilómetros- es cada día más frecuente alquilar un coche para recorrer en apenas una hora la distancia que separa ambas urbes de esta ciudad fantasma.

Parte del atractivo es que el pueblo está por completo a disposición de los viajeros, como en un patio de recreo. La mayoría de las puertas están abiertas. Incluso algunas casas no tienen puertas. En el interior aún se encuentran algunos «tesoros», como algún mural pintado en la pared. La soledad y el abandono forman parte del atractivo. Según le dijo un portavoz de Sharjah Tourism a la CNN, no han planes para desarrollar AL Madam como una atracción turística.

elmundoalinstante.com

Artículos relacionados

Deja un comentario