Buscan dinamizar el turismo en el Salar de Uyuni y las lagunas de colores tras crisis

La ruta turística Salar de Uyuni – Lagunas de Colores, en Potosí es unos de los destinos más visitados de Bolivia, sin embargo es también una de las regiones más golpeadas por la crisis política y social que afectó al país tras las elecciones del 20 de octubre.


Miles de personas recorren el desierto de sal más grande del mundo y el paisaje altiplánico célebre por sus lagunas de colores, flamencos y dunas, por lo cual las autoridades del gobierno central, en coordinación con las distintas autoridades correspondientes, aceleran los planes y proyectos para dar impulso a esta actividad.

Katherine Köhler Arteaga, viceministra de Turismo, dijo que desde el gobierno se redoblaron los esfuerzos para incrementar la afluencia de visitantes, que bajó en 10 por ciento, por los conflictos en el país.

La iniciativa forma parte del Programa de Dinamización Turística Salar de Uyuni -Lagunas de Colores que tiene como objetivo incrementar la calidad de los servicios en el área con el propósito de mejorar los ingresos económicos de las comunidades.

El plan es financiado por la Corporación Andina de Fomento (CAF) y contempla una inversión aproximada de 26 millones de dólares. Asimismo, tiene una duración de tres años y culminará el siguiente año.

El proyecto consiste en varias actividades. El viernes pasado se realizó la entrega de “Planes de Desarrollo Turístico” a 10 municipios que conforman el destino Salar de Uyuni – Lagunas de Colores, con la presencia de la Ministra de Culturas y Turismo, Martha Yujra. El acto se realizó en el Hotel Cristal Samaña en Colchani (Uyuni).

También se llevan adelante distintas capacitaciones abordando temas como el hospedaje, operación turística, gastronomía, primeros auxilios e inglés básico.

El turismo es una de las actividades más importantes en el país, no solo por su potencial y diversidad, reflejada en cada una de sus regiones, sino por su contribución en la economía, ya que produce cada año más de 100 mil empleos, entre directos e indirectos, y genera alrededor de 700 millones de dólares en ingresos.

Una feria realizada en el marco del Programa de Dinamización Turística Salar de Uyuni – Lagunas de Colores.
Ministerio de Culturas

El Salar de Uyuni es el mayor desierto de sal continuo y alto del mundo, con una superficie de 10 582 kilómetros. Está situado a unos 3.650 msnm en el suroeste de Bolivia, en la provincia de Daniel Campos, del departamento de  Potosí, dentro de la región altiplánica de la cordillera de los Andes. Es la mayor reserva de litio en el mundo.

Originalmente el desierto salino se lo conoce como “Salar de Thunupa” y se constituye en un centro de recursos inagotables para Bolivia. A su vez, es el portal de ingreso a la Reserva Nacional de Fauna Andina Eduardo Abaroa, donde se encuentran ubicadas las lagunas de colores: Laguna Verde y Laguna Colorada, sus paisajes recuerdan a los cuadros del pintor catalán Salvador Dalí.

laprensa.com.bo

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *