El mundo celebra 50 años de lucha por los derechos de comunidad LGTBI

Cincuenta años después de los sucesos de Stonewall, numerosas ciudades del mundo se visten de colores en estos días de junio y acogen a millones de personas que marchan en defensa de sus derechos y por la igualdad. 

New York, São Paulo, Londres, Ámsterdam, Madrid, París y muchas otras urbes son sedes este mes y hasta principios de agosto de variados eventos y manifestaciones por el Día Internacional del Orgullo LGBTI (Lesbianas, Gais, Bisexuales, Transexuales e Intersexuales).

Aunque en algunos lugares las actividades tienen un carácter más festivo, en la mayoría se convierten en un espacio para demandar el fin de la discriminación, abogar por la inclusión y exigir el respeto a todos los seres humanos.

Los orígenes de dichas iniciativas nos conducen al New York de 1969, específicamente al bar Stonewall Inn, ubicado en el residencial Greenwich Village, en el oeste de Manhattan.

En aquella época, la homosexualidad era considerada una enfermedad por sectores conservadores y todos los Estados norteamericanos, menos Illinois, castigaban con multas, el encierro en instituciones psiquiátricas y hasta con la prisión, a quienes mantenían relaciones sexuales con personas del mismo sexo.

El Stonewall Inn era uno de los pocos lugares donde la comunidad LGTBI podía disfrutar de una noche en libertad, aunque a veces era sorprendido por redadas policiales. En una de esas ocasiones, el 28 de junio de 1969, las personas que allí se encontraban decidieron no callar más y hacer frente a la agresividad de los oficiales. Dichos incidentes dieron paso a manifestaciones espontáneas que tuvieron una gran repercusión en la conformación y organización del movimiento por los derechos de esos ciudadanos.

El auge del mismo tuvo lugar en un escenario marcado por el incremento de las organizaciones defensoras de los afroamericanos, las mujeres y los latinos, las agrupaciones pacifistas y las repercusiones de las protestas de mayo del 68 en Francia.

Aunque ya habían ocurrido otras demostraciones en contra de los abusos y la discriminación, los sucesos de Stonewall son considerados hechos simbólicos de la lucha contra la opresión, la discriminación y la violencia, y han inspirado incontables acciones posteriores.

Para conmemorar el medio siglo de aquellos acontecimientos, miles de personas comenzaron a salir a las calles desde mediados de este mes y en ciudades como São Paulo alrededor de tres millones de brasileños marcharon el domingo 23 para criticar los retrocesos registrados con la llegada al poder del utraderechista Jair Bolsonaro.

En Madrid, España, las actividades tendrán lugar del 28 de este mes al 7 de julio e incluirán marchas, conciertos, espectáculos y otros eventos. Mientras, otros países, como Dinamarca, celebrarán en agosto su semana del orgullo.

La capital francesa acogerá una manifestación el 29 de junio y Suecia será testigo de varias iniciativas culturales y festivas desde finales de julio hasta principios de agosto.

Como es habitual durante eventos de ese tipo, la afluencia de visitantes a las ciudades sede aumenta considerablemente, no solo de residentes en otras localidades de la nación, sino también de extranjeros. De hecho, según estudios recientes, el segmento LGTBI es uno de los que registra mayor crecimiento y dinamismo en el sector turístico.

Aunque queda mucho por hacer, el movimiento por los derechos de esas personas ha obtenido importantes logros a lo largo de los años, lo cual ha estado acompañado de cambios en la sociedad. Pese a que en algunos países todavía se penaliza el pertenecer a ese colectivo y predominan comportamientos discriminatorios, numerosas naciones impulsan políticas inclusivas e iniciativas en favor de la igualdad.

Las transformaciones van desde el sector educativo hasta el turístico, el cual se adapta a las necesidades de esa comunidad, la cual constituye uno de los segmentos de la población que más viaja (de 4 a 6 viajes más que el resto) y que más dinero gasta cuando visita otros países (33 por ciento más), de acuerdo con un informe de Community Marketing and Insights. En 2018, Estados Unidos ingresó más de 27 mil millones de dólares y España cerca de 7 mil millones gracias a turistas LGBTI. 

De acuerdo con reportes recientes, se estima que dicho colectivo representa entre el 5 y el 10 por ciento de la población mundial, es decir, alrededor de 500 millones de personas. La implementación de iniciativas para impulsar su integración y bienestar, así como la defensa de valores como la aceptación y el respeto son fundamentales para el crecimiento y desarrollo de nuestra sociedad.

Fuente: caribbeannewsdigital.com

Artículos relacionados

Deja un comentario