Un tantito así…podrá crecer arribo de estadounidenses a Cuba

Medios de prensa en el mundo y sobre todo los relacionados con agencias de viaje coinciden al señalar, tal como afirmó Collin Laverty, presidente de Cuba Educational Travel, que la decisión de bajar a la categoría 2 el nivel de la alerta que pesaba desde enero pasado sobre los viajes de los ciudadanos de Estados Unidos a Cuba es “una bocanada de aire fresco en un proceso altamente politizado de confusión, ansiedad y especulación que ha conducido a medidas excesivas por parte del Departamento de Estado”. 

Sin previo aviso, el Departamento de Estado de los EE.UU ahora incluye a la Isla en el nivel 2 de una escala prevista para determinar la peligrosidad de los destinos a los que pueden viajar los estadounidenses.

A pesar de que la Isla ha sido reconocida en Ferias de Turismo como FITUR 2018 o por instituciones de la industria del ocio como uno de los Destinos de mayor seguridad en el orbe.

La administración estadounidense cambió en enero pasado su antiguo sistema de alerta a un nivel tres, aduciendo el peligro que podían correr los viajeros de la Unión debido a los incidentes ocurridos sobre unos presuntos “ataques sónicos” contra el personal diplomático en la embajada en La Habana, aunque en año y medio de investigaciones, tanto por Cuba como por USA, no han arrojado evidencias que justifiquen los hechos alegados.

Había sido muy notorio el interés de los nacionales de EE.UU. de visitar la Isla, disfrutar sus playas, sus sitios patrimoniales, las ciudades con sus añejados muros, los paseos en autos clásicos, aunque para poder arribar a territorio cubano tuvieran que hacerlo a partir de estar relacionados con una de las 12 categorías aprobadas por la administración de Barack Obama, ya que el bloqueo impuesto a Cuba no permite viajar como turistas.

Estas categorías incluyen Visita Familiar, Asuntos oficiales del gobierno, Actividad periodística, Investigación profesional y reuniones, Actividades educativas, religiosas, Actuaciones públicas, clínicas, talleres, exposiciones y competiciones deportivas, Apoyo al pueblo cubano, Proyectos humanitarios, Actividades de fundaciones privadas o de investigación para institutos de educación, Exportación, importación o transmisión de información o material informativo, Exportación relacionada con algunas transacciones autorizadas. Estadísticas oficiales del Ministerio de Relaciones Exteriores, señalan que en 2017 llegó a Cuba un millón 173.428 estadounidenses para un crecimiento del 191 por ciento, en relación a los que arribaron en 2016.

De esos visitantes, 619.523 son ciudadanos estadounidenses, para una subida del 217%. Los otros 453.905 son cubanos residentes en Estados Unidos, lo que representa un 137,8 por ciento de incremento.

En los primeros meses de 2018, aunque ya estaba vigente para la mayor de las Antillas el nivel 3 de una escala prevista para determinar la peligrosidad de los destinos a los que pueden viajar los estadounidenses, de acuerdo con el Departamento de Estado, llegaron a la ínsula no obstante unos cuantos miles de viajeros.

La agencia de noticias Reuters dio a conocer que en el mes de junio se reportó un aumento de un 5 por ciento en el arribo de viajeros estadounidenses que visitan la Isla respecto al mismo mes del año anterior, tras varios meses de caída por las restricciones del Gobierno de Donald Trump a Cuba.

Visitaron la Isla 68 mil norteamericanos, sin incluir los de origen cubano en viajes familiares.

La cifra está muy relacionada con la llegada de Cruceros a radas cubanas, aunque debe reconocerse que ese tipo de viajeros tiende a gastar menos dinero en Cuba que quienes se vienen a pasar unos días en ciudades y playas.

Con el cambio del alerta del nivel 3 al 2 debe originarse un crecimiento de las llegadas de visitantes, siempre a partir de las categorías aprobadas, pues no se les consideran viajes turísticos, lo cual sería favorable para quienes desean gozar de la libertad como ciudadanos de un país que se proclama con plena defensa de los derechos de sus nacionales, aunque en la práctica los limite.

Un comunicado, dado a conocer del grupo de acción contra el bloqueo Engage Cuba, tras ver como algo positivo la decisión de bajar la alerta de viaje destaca: “tenemos la esperanza de que el Departamento de Estado revertirá pronto la reducción de su Embajada en La Habana para proteger mejor los intereses de los ciudadanos estadounidenses y cubanos”.

En tanto llegan nuevas decisiones, esperemos que el anuncio del Departamento de Estado favorezca aunque sea un tantito así… el arribo de estadounidenses a Cuba.

Fuente: caribbeannewsdigital.com

Artículos relacionados

Deja un comentario