Cuatro bares reales que se hicieron famosos gracias al cine

Si hay algo que es capaz de dar fama a un lugar, eso es el cine. Ahora conocemos cuatro bares que, gracias a salir en una peli, hoy son atracciones turísticas.

Si en otra ocasión os hablamos de bares de ficción que se hicieron realidad, hoy vamos a hablar de lo contrario. Es decir, de bares reales que gracias a historias de ficción, apareciendo en una película, se hicieron famosos o más famosos de lo que ya eran de por sí.

Cafe des 2 Moulins, en París

En el año 2001 se estrenó una película francesa llamada Amelie, que nos dio a conocer a un personaje tan peculiar como encantador. Igualmente, nos sirvió para conocer otros rincones de París, como por ejemplo Cafe des 2 Moulins (el Café de los Dos Molinos), donde Amelie ejercía de camarera. Este bar real es hoy día una más de las atracciones turísticas del distrito de Montmartre, y se encuentra haciendo esquina entre las calles Lepic y Cauchois.

New York Bar, en Tokyo

En el año 2003, la directora Sofia Coppola nos presentó un curioso e inmaculado romance entre los personajes interpretados por Bill Murray y Scarlett Johansson en la película Lost in Translation. Esa historia se desarrolla en el New York Bar, un elegante escenario donde la música ambiente suena a jazz y donde se sirven bebidas y cócteles de la mejor calidad. Este restaurante se encuentra en la planta 52 del hotel Park Hyatt en Tokyo, por lo que además cuenta con unas impresionantes vistas de la capital japonesa.

El Katz’s, en Nueva York

El Katz’s es uno de los restaurantes más famosos de Nueva York, primero porque tiene más de cien años de historia (ya que abrió en el año 1888), y segundo por su famoso pastrami. Si bien, mucha gente no descubrió y tuvo el antojo de conocer este restaurante de la calle Houston, en pleno Manhattan, a raíz de la película “Cuando Harry encontró a Sally”, una comedia romántica protagonizada por los actores Meg Ryan y Billy Crystal y estrenada en el año 1989.

Kansas City Barbeque, en San Diego

En 1986 se estrenó la película Top Gun, una de las que consagró definitivamente a Tom Cruise como el actor del momento. La acción de esa película se centra en San Diego y durante su rodaje se utilizaron localizaciones de esta ciudad californiana como por ejemplo el Kansas City Barbeque. Este bar, que apareció tal cual era en dos escenas de la película y que es ideal para comer costillas, sufrió un incendio que lo destruyó al completo pero está abierto actualmente y conservas algunos recuerdos de la película.

Fuente: porconocer.com

Artículos relacionados

Deja un comentario