Venezuela: El turismo fuera de lo convencional es lo nuevo?

¿Quién dijo que la playa, la montaña o el patrimonio arquitectónico son las únicas opciones para turistear? El turismo alternativo se está apoderando de los aficionados al viaje y cada vez toma más fuerza y se posiciona como uno de los preferidos por quienes disfrutan de aventuras originales y cargadas de adrenalina. Y es que esta nueva forma de hacer turismo solo se aleja de lo normal, lo común y lo llamado "más de lo mismo". Esta nueva forma de conocer destinos y que cada vez está siendo puesta en práctica por más personas, se divide en varios tipos: 

Turismo atómico

La energía nuclear es una opción para quienes se sienten atraídos por las experiencias literalmente atómicas, que consisten en descubrir y fascinarse con centrales nucleares, catástrofes como la de Fukushima y cualquier lugar que tenga alguna relación con la bomba atómica.

Turismo tolkiano

Los habitantes de Gran Bretaña han acuñado el término tolkien tourism para referirse al fenómeno turístico relacionado con todos esos lugares que aparecen en el universo de ficción de El Señor de los Anillos, a los que la trilogía de Peter Jackson situó en Nueva Zelanda. Allí puede visitarse incluso Hobbiton, que para muchos de los seguidores de la saga es un auténtico regalo.

Desde el año 2000, este país ha multiplicado por 10 el número de turistas. Y aunque no todos están interesados en Tolkien, al parecer hay un porcentaje considerable que admite que viajó al país principalmente para conocer el universo del autor.

Turismo de desastres

El llamado Disaster Tourism consiste en viajar a una zona afectada por algún desastre natural, ya sea el huracán Katrina, el tsunami que arrasó el sureste asiático, la erupción del volcán Eyjafjallajökull o cualquier otro episodio que pueda calificarse como catástrofe natural. Las motivaciones de los seguidores de este tipo de turismo parecen tener que ver más con la curiosidad que con la solidaridad, pero en cualquier caso el turismo en esas zonas no decae después del desastre, sino que se mantiene o aumenta.

Turismo espectral

El turismo a lo paranormal, el esoterismo y todo lo que tenga que ver con fantasmas está causando auténtico furor entre un porcentaje de la población cada vez más amplio. Tanto que hasta se han puesto de moda las rutas turísticas que tienen como excusa conocer los fantasmas más populares de ciudades como Nueva Orleans, Salem, Edimburgo o históricas regiones como Transilvania.

Turismo ufológico

Hay quienes van en busca de ovnis y ese es el turismo ufológico, que describe a los adeptos que viaja a zonas donde los avistamientos de platillos voladores son más probables.

Turismo estelar

Se trata de acudir a lugares con cielos perfectos para disfrutar de las estrellas. Todo un espectáculo. La Fundación Starlight ha creado incluso un sistema de certificación para distinguir aquellos lugares que poseen lo que definen como "una excelente calidad de cielo y que representan un ejemplo de protección y conservación". Una opción diferente con muchas posibilidades.

Fuente: entornointeligente.com

Artículos relacionados

Deja un comentario