Los regalos del primer centenario de Lima

La Torre del Reloj de Parque Universitario, el Museo de Arte Italiano y la estatua de Manco Cápac en La Victoria, fueron algunos de los presentes que recibimos por colonias extranjeras. 

El 18 de enero se celebra el 482 aniversario de la Fundación de la Ciudad de Lima, y rememoramos a su vez nuestra independencia, la que significó el desarrollo ornamental de la Ciudad de los Reyes.

Hacia 1921 durante el régimen de Augusto B. Leguía, nuestro país cumplía cien años de ser libres y se celebró en cada esquina, pueblo o provincia. De la Plaza de Armas sobresalió una decoración luminosa, tocaron bandas al frente de Palacio de Gobierno y los teatros de antaño, así como en el Palacio de la Exposición, la Catedral de Lima; y el Concejo Pronvincial de Lima organizó una parada militar.

Por otro lado, las colonias extranjeras decidieron obsequiarnos como retribución a los lazos de solidaridad y por nuestra libertad, conjuntos escultóricos que embellecieran nuestras plazas, parques y avenidas.

Entre estas piezas tenemos al Monumento al Estibador o cargador, escultura del artista Constantino Meunier, colocada en la cuadra uno de la Av. Arequipa por el gobierno de Bélgica, inaugurada en 1926 según Jorge Basadre.

Ecuador nos obsequió el monumento al mariscal Antonio José de Sucre, en el Parque de la Reserva, el mismo 9 de diciembre de 1924, fecha que da pie a la Capitulación de Ayacucho y pone fin a la presencia española.

El Arco Morisco fue un reglado de la comunidad española, residentes en el Perú, y consistió en un arco al estilo morisco, el cual está en la primera cuadra de la avenida Arequipa (cruce con 28 de julio), aunque éste fue demolido para agrandar la avenida en 1939. Luego se realizó una réplica en el parque de la Amistad de Surco.

La comunidad alemana nos entregó una torre en la que se ubicaba un reloj, el cual tocaba el himno nacional todos los días a las doce del día. Nos referimos a la Torre del Reloj (también conocida como la Torre Alemana o Reloj Universitario), la cual fue construida en el Parque Universitario, llamado de esa forma por estar cerca de la Universidad Mayor de San Marcos, la Decana de América. Está en la intersección de las avenidas Abancay y Nicolás de Piérola.

Entre estos también está el Museo de Arte Italiano al lado del Parque de la Exposición, la Fuente de Agua entregada por la comunidad china, así como una fuente ornamental de bronce que estaba ubicada frente a la residencia del embajador de norteamericano, en la avenida Arequipa, por parte de los Estados Unidos, entre otras joyas arquitectónicas.

Fuente: larepublica.pe

Artículos relacionados

Deja un comentario