Cinco circuitos turísticos para disfrutar variadas actividades

Trekking, cabalgatas, avistaje de aves y deportes náuticos son algunas de las propuestas que tiene la provincia para este verano. 

La Rioja propone para este verano un recorrido por cinco circuitos turísticos que permiten conocer la historia, la riqueza cultural y las tradiciones de esta provincia y disfrutar del trekking, las cabalgatas, el avistaje de aves y los deportes náuticos.

El Circuito de la Costa, que nace en La Rioja, y en forma paralela a la falda oriental de la sierra de Velasco recorre el Dique de Los Sauces, Sanagasta, Cuesta del Huaco, Las Peñas, Agua Blanca, Pinchas, Chuquís, Aminga, Anillaco, Los Molinos, San Pedro, Almogasta y Salicas, se destaca por preservar el antiguo estilo arquitectónico de esa región.

El secretario de Turismo de La Rioja, Álvaro del Pino, dijo que "en la capital provincial se puede disfrutar de la Ruta del Artesano, de un circuito religioso, de un paseo cultural y de la recreación en el Parque de la Ciudad".

La segunda parada de este recorrido es el Dique de los Sauces, "un lugar especial para la práctica de deportes náuticos", afirmó Del Pino.

Villa Sanagasta, a 20 kilómetros de La Rioja, marca la continuidad del circuito con atractivos entre como la Antigua Cuesta de Huaco, un camino de cornisa con increíbles vistas de la región, el Balneario Municipal y las plantaciones de nogales, duraznos, higos y uvas.

"Las quebradas de Salamanca y Angulo, que tiene vertiente de montaña y una cascada, y los cerros rojizos Los Tres Camellos y La Pollera Gitana, completan los atractivos de este recorrido", subrayó el secretario de Turismo riojano.

El Circuito de la Costa rescata el valor del trabajo rural en Las Peñas y Agua Blanca, zonas de producción de miel, dulces, frutas secas, nueces, manzanas, duraznos, vid y artesanías, y Pinchas, que cuenta con atractivos turísticos como el Algarrobo Histórico, la Granja Ecológica Pinchas y la Iglesia San Miguel Arcángel, construida en 1694.

La localidad de Chuqis, con sitios de interés como el Solar y Museo histórico Castro Barros, los sitios arqueológicos de Piedra Pintada, Loma Pircada y El Puesto, la Yacurmana y la Iglesia Virgen del Rosario, cierran otro tramo del trayecto.

El recorrido continúa en Aminga y se extiende hasta Aimogasta atravesando Anillaco, donde según el coordinador de Cultura y Turismo de esa localidad, Gerardo Vega, "es posible apreciar importantes zonas de cultivo de olivos, vid y frutales que brindan atardeceres de colores únicos".

Los Molinos, que guarda el estilo fabril del Siglo XVIII conservando dos grandes molinos de esa época, San Pedro, que se distingue por su iglesia de piedra cortada y sus vinos caseros, y Termas de Santa Teresita, un destino termal, son otros de los sitios de interés.

El Corredor Ruta 40, que transita pintorescos e históricos pueblos que descubren la historia y la cultura ancestral de sus comunidades, es otra de las propuestas riojanas para este verano.

Este trayecto arranca en San Blas de Los Sauces, donde se puede practicar trekking y cabalgatas y también hacer turismo rural y cultural, y continúa en el sitio arqueológico Pucará de Hualco, una ciudad de piedra construida hace más de mil años donde se puede apreciar el legado histórico de las comunidades que habitaron esa zona.

Antinaco, con sus pintorescos paisajes brindados por la actividad de los pequeños productores de vid, nogales, hortalizas y frutales, y Chilecito, la segunda localidad más importante de la provincia, marcan la continuidad de este corredor.

"Chilecito cuenta con atractivos como las sierras de Famatina y los museos botánico y arqueológico Chirau Mita, del molino San Fancisco, del Cablecarril, que muestra el desarrollo de la minería, y el de ciencias naturales, minería, flora y fauna Samay Huasi", destacó el secretario de Cultura y Turismo de esa localidad, Mario Andrada.

"El Turismo Minero, que en su extensión de 34 kilómetros incluye la visita a través del cablecarril Mina La Mejicana de los hornos Nonogasta, Vichigasta, Patayaco, San Miguel, Capayán, Tilimuqui y Santa Florentina, es otro punto de interés para el turismo", remarcó Andrada.

El Corredor de los Llanos, que visita los pueblos de importantes caudillos y deja conocer los vestigios de sus ideales y su lucha y que ofrece paisajes caracterizados por verdes cultivos de olivos y vides en los que es posible hacer trekking, cabalgar y descansar, es el tercer circuito.

El Dique Otto, especial para la práctica de deportes náuticos, la Reserva Provincial Guasamayo, donde se pueden observar formaciones naturales y yacimientos arqueológicos de gran riqueza, y la reserva natural Quebrada de Los Cóndores, que otorga las mejores vistas de las sierras de los Quinteros, son otros de los atractivos turísticos de este trayecto.

El cuarto circuito es el Corredor de la Producción, que atraviesa una amplia región de valles en la que se desarrollan importantes viñedos y cultivos de nogales y frutales.

Este recorrido cuenta con atractivos como la reserva provincial Los Colorados, donde se puede practicar senderismo y conocer la historia de la provincia, la Vuelta al Pique y los Vientos del Señor, una planicie especial para realizar carrovelismo.

Por último, el Corredor Bermejo, que en su trayecto integra al parque provincial El Chiflón, al parque nacional Talampaya y a la reserva Laguna Brava, muestra la naturaleza indómita de La Rioja en su máximo esplendor.

Fuente: telam.com.ar

Artículos relacionados

Deja un comentario