¿Qué es la niebla y cuáles son sus tipos?

La formación de este fenómeno depende de diversos factores y produce distintas manifestacione


La niebla, una suspensión en el aire de diminutas gotas de agua, se revela como una fuerza que reduce la visibilidad horizontal a menos de un kilómetro. La clasificación entre niebla espesa y neblina se establece en función de su impacto en la visibilidad.

El proceso de formación de la niebla es diverso, destacando la niebla de irradiación, que emerge cuando la temperatura del suelo desciende, enfriando el aire circundante hasta o por debajo de su punto de rocío. Otro escenario se presenta con la presencia de una capa de aire húmedo bajo una capa seca, cielos despejados y vientos superficiales débiles.

Desde la niebla de irradiación, que se materializa por la radiación infrarroja emitida por el suelo, hasta la niebla frontal, creada por la caída de lluvia sobre aire frío y estable, el abanico de tipos de niebla ofrece una visión completa de este fenómeno atmosférico. La niebla helada y la niebla en bancos también emergen como entidades meteorológicas fascinantes, cada una con sus propias características únicas.

La duración de la niebla revela una correlación con el tamaño del valle o cuenca. En valles más pequeños, la formación y disipación de la niebla ocurren con mayor facilidad, mientras que, en áreas más extensas, una vez que la niebla se instaura, su desaparición se convierte en un desafío.

elmundoalinstante.com

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *