Estas innovaciones buscan convertir a la aviación en un sector más verde

Thales, compañía multinacional francesa de tecnología anunció el desarrollo de Green Flag, una plataforma de colaboración que le permite a los centros de control de tráfico aéreo (ATC) aplicar procedimientos verdes en conjunto con los pilotos con el apoyo de tecnología 4D, buscando generar un menor impacto ambiental en medio de los miles de vuelos que surcan los cielos a diario en el mundo.


Asimismo, anunció el Flights Footprint Estimator (o Estimador de la Huella de los Vuelos) que se enfoca en proporcionar una estimación objetiva del impacto que tienen los vuelos en la atmósfera, poniéndole la lupa a las emisiones de dióxido de carbono.

La compañía estableció que los controladores de tráfico son parte esencial de este proceso pues, por medio de factores como el clima, las condiciones atmosféricas, la temperatura y la distancia, se logra calcular la huella de carbono desde el momento en que un avión despega hasta que aterriza en su destino final.

Esta tecnología, que cuenta con modelos completamente avanzados, tiene como base académica varios estudios sobre las graves consecuencias de la emisión de dióxido de carbono (CO2) y otros gases efecto invernadero, y se espera que esté disponible durante este segundo semestre del año.

¿Cuál es la gran apuesta? Que el impacto climático sea una prioridad en las decisiones y operaciones aeronáuticas, un negocio donde los trabajadores y pasajeros tengan presencia en la transformación verde.

Con información puesta a disposición de las aerolíneas, los pilotos y el control del tráfico aéreo, tendrán una mejor comprensión de las operaciones para apoyar la transición hacia vuelos más respetuosos con el medio ambiente.

Según Benjamin Binet, vicepresidente de Estrategia y Asuntos Públicos de Thales, la transición medioambiental de operaciones se enfoca en una serie de procesos que, en conjunto, logran desarrollar las mejores acciones y estrategias en pro del cuidado medioambiental.

«La compañía ha aprovechado el trabajo realizado durante los años anteriores en materia de optimización de trayectorias para ofrecer una herramienta que permita a los ATC elaborar trayectorias más ecológicas sin comprometer la seguridad», asegura Binet.

El despegue del sector aeronáutico

A pesar de los golpes económicos y operacionales que sufrió el negocio de la aviación debido a la pandemia, estas dos innovaciones surgen en un contexto donde el sector se ha vuelto a fortalecer.

Por ejemplo, en Colombia, la reactivación económica le ha dado paso no solo a la normalización de las operaciones aéreas, sino también a la llegada de nuevas aerolíneas internacionales. Es más, durante el primer semestre de 2022, se movilizaron más de 22 millones de pasajeros por las terminales aéreas del país, según la Aeronáutica Civil.

Este panorama cambiante en el país y en el mundo fue clave para que la compañía decidiera tomar cartas en el asunto y anunciara la implementación de dichas tecnologías verdes, esto con el fin de lograr una transición operacional en la aviación.

Las prioridades actuales de diversos sectores económicos han comenzado a centrarse en el medio ambiente. De hecho, el negocio aeronáutico ya ha puesto en el centro de la discusión a la sostenibilidad como una de sus nuevas banderas.

aviacionaldia.com

Artículos relacionados

Deja un comentario