Proyectando el Turismo: Tarifas aéreas en altos históricos

Durante más de dos años, el principal tema de conversación en casi todas partes ha sido el impacto del Covid-19. Ahora que lo peor de la pandemia parece haber pasado y la gente vuelve a viajar con más libertad, otro tema candente está en boca de todos: los billetes de avión están muy caros.


La gente está buscando vuelos, para muchos el primero en años, en una avalancha de lo que se ha denominado “viaje de desquite”. Las búsquedas en Internet muestran tarifas aéreas altísimas para muchas rutas, sin embargo, los viajeros con pasión por viajar optan por soportar los costos más altos después de estar en tierra durante tanto tiempo.

“La demanda está fuera de control”, dijo el director ejecutivo de Delta Air Lines Inc., Ed Bastian, en una conferencia de la industria la semana pasada, y señaló que las tarifas este verano pueden ser un 30% más altas que los niveles previos a la pandemia. “Viene para clientes de viajes de placer, viene con clientes premium, viene con clientes de negocios, viene con internacionales. No importa cuál sea la categoría”.

La tendencia es general, aunque algunos destinos tienen mas demanda que otros. Las búsquedas de un boleto de ida y vuelta en clase económica entre Hong Kong y Londres en Cathay Pacific a fines de junio tiene precios tan altos como $ 5,360, que es más de cinco veces el costo promedio antes de la pandemia. Los vuelos directos entre Nueva York y Londres por la misma época cuestan más de $2,000 en clase económica, cuando esa ruta se podía hacer por menos de $500.

Un estudio del Instituto de Economía de Mastercard encontró que el costo de volar desde Singapur fue en promedio un 27 % más alto en abril 2022 que en 2019, mientras que los vuelos desde Australia estuvieron un 20 % más caros. Cada vez más, los viajeros reservan boletos con meses de anticipación porque les preocupa el costo de comprar en el último minuto.

Las aerolíneas son cautelosas a la hora de traer de vuelta todos sus aviones inactivos, a pesar de que la mayoría de los países han aliviado las restricciones transfronterizas. Eso es particularmente cierto para los aviones gigantes como los superjumbos A380 de Airbus SE y los 747-8 más antiguos de Boeing Co., ya que las aerolíneas recurren a modelos más eficientes en combustible como los A350 y los 787 Dreamliner.

Después de navegar por políticas gubernamentales variadas y cambiantes durante los últimos dos años, a las aerolíneas les llevará tiempo reconstruir las flotas dado que muchas restricciones solo se aliviaron en mayo.

Los operadores también redujeron sus redes durante el Covid, ninguno más que Cathay, que se ha visto acorralado por las onerosas reglas de viaje y cuarentena de Hong Kong. Eso ha dejado a las personas evaluando viajes largos con una o más escalas, mientras que antes podrían haber volado directamente. British Airways ni siquiera vuela a Hong Kong en este momento.

Con menos aviones en los cielos, hay menos asientos para satisfacer la recuperación de la demanda, lo que a su vez ha hecho subir las tarifas.

Por otro lado, la invasión rusa de Ucrania ha exacerbado un aumento constante de los precios del petróleo crudo en los últimos 18 meses. El combustible para aviones ahora representa hasta el 38 % de los costos promedio de una aerolínea, frente al 27 % en los años previos a 2019. Para algunas aerolíneas de bajo costo, puede llegar al 50 %.

Los precios al contado del combustible para aviones en Nueva York se han disparado más del 80 % este año, aunque los precios varían de una región a otra según los costos de refinación y los impuestos locales. Muchas aerolíneas estadounidenses han podido cubrir el aumento de los costos de combustible hasta ahora, pero solo transfiriéndolos a los viajeros en forma de tarifas más altas.

Algunos inversionistas creen que las aerolíneas pueden buscar aumentar los recargos por combustible como una forma de hacer frente, dijeron analistas de Citigroup Inc. en marzo. La mayoría de las aerolíneas de Asia no cubren el combustible para aviones, lo que significa que son más vulnerables a los aumentos de precios.

Los costos más altos de los boletos no parecen disuadir a las personas de hacer viajes ahora que se han relajado muchas restricciones de viaje. Algunos consumidores están aprovechando los presupuestos de vacaciones inactivos y actualizándose a cabinas de aviones más caras para viajes de placer.  El llamado viajero vengativo es “una persona que se ha visto afectada emocionalmente por los confinamientos y ha anhelado viajar durante los últimos dos años y ha soñado con ello”, dijo Hermione Joye, líder del sector de viajes en Asia Pacífico en Alphabet Inc.

Adicionalmente, cientos de miles de pilotos, asistentes de vuelo, operadores de tierra y otros trabajadores de la aviación perdieron sus trabajos en los últimos dos años. Con el aumento de los viajes, la industria ahora se ve incapaz de contratar lo suficientemente rápido como para permitir operaciones sin problemas en sus niveles previos a la pandemia.

El Aeropuerto Changi de Singapur, votado regularmente como el mejor del mundo, busca contratar a más de 6.600 personas. Muchos trabajadores que fueron despedidos han encontrado otras carreras menos volátiles y no están dispuestos a regresar a una industria cíclica. Un operador de Changi está ofreciendo un bono de ingreso de 25.000 dólares singapurenses a los policías auxiliares, un trabajo que paga un máximo de 3.700 dólares singapurenses al mes, una bonificación equivalente a 7 meses de salario, solo por aceptar el puesto.

En los EE. UU., las aerolíneas regionales más pequeñas no pueden volar a plena capacidad porque las aerolíneas más grandes han contratado a demasiados pilotos. Cientos de vuelos han sido cancelados en el Reino Unido, arruinando los planes de vacaciones y provocando largas demoras y escenas de pasajeros durmiendo en los aeropuertos. En Europa, los principales aeropuertos se han enfrentado a retrasos y cancelaciones después de no contratar al personal adecuado. Eso interrumpió los horarios de las aerolíneas y aumentó los costos.

La aviación es una industria intensiva en capital con márgenes históricamente mínimos. Covid ha hecho que el clima operativo sea aún más desafiante: a nivel mundial, las aerolíneas perdieron más de $ 200 mil millones en los tres años hasta 2022.

Las tarifas elevadas brindan a las aerolíneas un camino para recuperarse de las pérdidas y volver saldo positivo.

En resumen, la falta de asientos, falta de personal y elevados precios de combustible son los responsables de estas subidas, es decir una serie de factores ha creado la tormenta perfecta, donde el único perjudicado es el viajero, pero esto parece no importarle por los momentos. ¿por cuanto tiempo más? No está claro por cuánto tiempo persistirán estos altos precios, pero mientras haya quien los pague, estos se mantendrán

Fuente: Bloomberg.

Alberto Aristeguieta

Volver al boletín

 

Artículos relacionados

Deja un comentario