Así es el NG-IHPS, el nuevo casco de los marines

Las primeras unidades las ha recibido una de las brigadas más antiguas del ejército estadounidense.


La historia de la división 82 de la 1.ª brigada aerotransportada de Estados Unidos se remonta a la Primera Guerra Mundial y se trata de una de las más condecoradas en sus más de 100 años de historia. No es extraño que fueran precisamente ellos quienes recibieron las primeras unidades de los cascos más avanzados: el Sistema Integrado de Protección para la Cabeza de Próxima Generación o NG-IHPS, para soldados en formaciones de combate cuerpo a cuerpo.

El anuncio señala que el NG-IHPS proporcionará a los soldados «mayor protección balística y contra fragmentación» en un dispositivo un 40% más liviano en comparación con el anterior Sistema Integrado de Protección para la Cabeza, que se implementó por primera vez en 2018.

Las primeras unidades NG-IHPS fueron enviadas a unos 2.000 soldados asignados al Equipo de Combate de la 1.ª Brigada, 82.ª División Aerotransportada.

El IHPS de la generación anterior pesaba poco menos de un kilo y medio y brindaba protección adicional contra disparos de pistola y fragmentación, pero requería un aplique balístico adicional de casi un kilo para brindar protección total contra disparos de armas pequeñas. El NG-IHPS supuestamente ofrecerá el siguiente nivel de protección sin peso adicional.

«Esta es la protección contra amenazas de rifle líder en el mundo que estamos brindando a nuestros soldados», dijo en el comunicado de prensa el mayor Matthew Nulk, subdirector del programa del Equipo de Protección.

La protección mejorada del NG-IHPS se debe al uso de polietileno ligero en lugar del más rígido e inflexible Kevlar. El poietileno tiene la ventaja de dispersar la energía en lugar de romperse como le ocurre al Kevlar.

La configuración completa del NG-IHPS consta de un novedoso sistema de retención y suspensión, una cubierta para el casco y un soporte de visión nocturna diseñado para integrarse con un protector de mandíbula separado (que se utilizará principalmente para soldados en formaciones montadas), junto con sistemas de comunicación y protección auditiva.

“El sistema de retención sin tornillos y el soporte del dispositivo de visión nocturna se montan sin comprometer la integridad estructural del casco, aumentando así la protección”, señala el comunicado.

El soporte de visión nocturna del casco también está diseñado para integrarse perfectamente con pantallas futuristas como las gafas binoculares de visión nocturna mejorada y el sistema de aumento visual integrado que el Ejército planea implementar ampliamente en los próximos años.

“Este despliegue marca un progreso significativo para el equipo de protección de los soldados, ya que los equipa con protección contra amenazas relevantes en el campo de batalla, y el innovador diseño del casco es una plataforma especialmente diseñada para la integración ahora y con futuros dispositivos”, concluye el comunicado.

elmundoalinstante.com

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *