Que pasa cuando los AirTag y otros llaveros Bluetooth se convierten en espías

Los dispositivos de rastreo podrían emplearse para seguir a sus dueños, según denuncian algunos usuarios en redes y confirman los expertos


No hay peor sensación que la que se padece cuando se pierde un objeto, sobre todo si es de valor. La cartera, las llaves, el paraguas… Los dispositivos de rastreo se han convertido en una solución definitiva para los más despistados, o quienes tienen esa extraña capacidad de deslizar el mando del televisor en los huecos del sofá. Su funcionamiento es muy simple: una vez se pierde el objeto al que están adheridos o enganchados, su propietario inicia una búsqueda a través de una aplicación en el móvil. Estos dispositivos emplean estándares inalámbricos de conexión, con lo que, cuando están al alcance del teléfono, pueden reproducir un sonido y representar su posición en un mapa. Ahora bien, ¿qué sucede cuando un rastreador se emplea para localizar a personas?

Apple, como le ha sucedido en otras tecnologías, ha llegado con varios años de retraso a este mercado (fabricantes como Chipolo o Tile, llevan desde 2013 comercializando localizaciones), pero como suele ser habitual también, ha popularizado esta tecnología. Los AirTag de la compañía fueron presentados en abril de 2021, y aunque el gigante no ha compartido datos específicos de venta (están englobados en la exitosa categoría de wearables), estos pequeños dispositivos pronto se convirtieron en muy populares entre los propietarios del iPhone.

elmundoalinstante.com

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *