Una start up suiza desarrolla una batería para autos eléctricos que se recarga en 72 segundos

La tecnología de la empresa del antiguo piloto de F1 Benoît Morand podría solucionar la principal limitación del vehículo eléctrico haciendo que recargarlo sea más rápido que llenar el depósito de combustible


Morand, start up suiza creada por el ex piloto de Fórmula 1 Benoît Monrad, ha anunciado una nueva tecnología para baterías que permite recargar la de un carro eléctrico en 72 segundos. Llamada eTechnologý, este desarrollo podría impulsar la adopción del vehículo eléctrico al solucionar su principal limitación frente a los que emplean motores de combustión: las horas de espera mientras se recarga la batería, cuyo tiempo medio se mueve entre 4 y 8.

Según explica la compañía en su página web, eTechnology emplea “ultracondensadores híbridos en combinación con controladores avanzados para recargar y descargar rápidamente” y sus baterías son más duraderas que las de ion-litio: más de 50.000 ciclos de carga frente a los entre 3.000 y 5.000 de las que habitualmente se usan en los coches eléctricos. Morand señala también que su solución tecnológica ha sido testada de forma independiente por la empresa de ingeniería de automóviles y motocicletas Geo Technology S.A.

Durante el testeo, una batería eTechnology se recargó hasta el 80% de su capacidad en solo 72 segundos. Llegar al 98% le llevó dos minutos a hasta 900 A/360 kW y la carga completa se obtuvo tras medio minuto más.

La compañía considera la tecnología adecuada para vehículos pequeños de ciudad como el Citroen Ami que tiene una batería de 5,5 kWh, según recoge el medio Interesting Engineering. También para otros tipos de vehículos como drones o e-bikes y en áreas como la robótica o defensa.

Por ejemplo, una bicicleta eléctrica con una batería 6-Ah puede recargarse a una tasa menor, de 3,2 Kw, en solo seis minutos, lo que también abre la puerta a una mayor adopción de este tipo de vehículo y disminuir la movilidad en coches, con el efecto que tendría en la contaminación.

Actualmente, la compañía se encuentra trabajando con un socio no revelado para llevar esta tecnología al mercado. Morand cree que, aunque en un primer momento será cara en comparación con las baterías de ion-litio, podrá escalar la producción y reducir su coste.

Benoît Morand, ex piloto de Fórmula 1, ya tuvo un papel crucial el desarrollo del Hope Racing Oreco 01 Hybrid, el primer prototipo de vehículo híbrido en participar en la carrera de las 24 horas de Le Mans, hace más de una década. El objetivo de la empresa que fundó es aplicar los avances de la tecnología para coches de carreras para ayudar en la transición energética.

elmundoalinstante.com

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *