En el mundial de Qatar se estrenarán los primeros drones que transportan personas

Será hasta la fecha el mundial de fútbol más largo de todos los que se han llevado a cabo.


Y también uno de los más polémicos. Pero a eso hay que sumarle un aspecto más en el que destacará: la tecnología. El Mundial de Qatar 2022 será en el que realicen su vuelo inaugural los primeros drones que transportan personas.

Muy básicamente se trata de helicópteros no tripulados y llevarán a diferentes personalidades desde los vertipuertos (los “aeropuertos” para este tipo de vehículos) y los estadios. El dron, cuyo nombre técnico es aeronave eléctrica de despegue y aterrizaje vertical o eVOTL ha sido desarrollado en conjunto por la consultora internacional Impact Strategy, especializada en inteligencia artificial, y el grupo Globalvia, responsables de la parte de infraestructura. La iniciativa tiene el objetivo de reducir la contaminación, el tráfico y los tiempos de traslado entre las zonas más frecuentadas durante la competición.

Para saber qué tecnología poseen estos eVOTOL hablamos con Humberto De Cal, socio director de Impact Strategy. “Las aeronaves, a falta de algunas confirmaciones por parte de la organización – explica De Cal – volarán entre los 800 y los 1.000 metros de altura con un máximo de dos pasajeros a bordo. Pueden cargar hasta mil kilos y navegan gracias a tecnología de radiofrecuencia e internet. La conexión a la web solo estará disponible en los vertipuertos y será para descargarse la ruta, lo que evita la posibilidad de hackeo. Los trayectos durarán un promedio de cinco minutos”.

Las baterías que llevan los eVTOL son similares a las de los vehículos eléctricos, pero con una carga más rápida. A eso le suman dos baterías de seguridad que solo se activan en caso de que las habituales no funcionen y permiten realizar dos trayectos cada una. La parte de inteligencia artificial está coordinada por sistemas BIg Data que analizan las rutas, la meteorología, el tiempo y las distancias entre otros factores. Todo el sistema es controlado en tierra por al menos 10 personas que se encargan del funcionamiento preciso de las aeronaves. A bordo de las mismas no hay controles que los pasajeros puedan utilizar.

“Los viajes – concluye De Cal – se reservan a través de una app llamada NextNorth que controlará todas las etapas del vuelo, incluyendo también la parte previa al despegue, es decir la llegada al vertipuerto para asegurarse de que quien ha hecho la reserva es quien va a bordo”.

A falta de saber el precio final, asumimos que, por encima de los 3.000 euros por viaje, estamos ante una tecnología que dará sus primeros pasos en cuestión de meses y que sin duda se convertirá en un recurso habitual de los medios de transporte…una vez que baje el precio.

elmundoalinstante.com

Artículos relacionados

Deja un comentario