Todos a Bordo: El impacto económico de los cruceros en Barcelona

La situación del cierre de los puertos aún continua siendo un verdadero descalabro económico para ciudades que han contado con los primeros puertos de cruceros en el mundo entero.


Los puertos de Génova, Civitavecchia, Napoles, Corfú, Katakolon, Pireos, entre otros comenzaron a operar hace un par de meses, con el inicio de los cruceros por parte de MSC Cruceros y Costa Cruises.

No así el puerto de Barcelona en España, quien en el 2019 recibió 3.137.918 cruceristas, la cifra más alta, siendo el primer puerto de Europa y el 4to puerto mundial en número de cruceristas en un puerto base, después de los puertos americanos de Miami, Port Cañaveral y Fort Lauderdale.

Desde Marzo 2020 dicho puerto quedó suspendido cuando se declaró el estado de alarma debido al Covid-19, acumulando una caída económica del 91 %.
Es importante resaltar que los cruceros que llegan a Barcelona generan en la ciudad y alrededores, 9.000 puestos de trabajo y anualmente la facturación del sector es de 1.083 millones de euros, aportando a la economía catalana 562 millones.

Aún no se tiene una fecha exacta de cuándo comenzarán las operaciones, pero ya se están dando los pasos para regresar con las máximas garantías tanto a los viajeros, como a los residentes en las ciudades portuarias.

Barcelona quiere iniciar las actividades, ya se han reunido el Ayuntamiento y el Puerto de Barcelona con representantes de CLIA y las principales navieras de cruceros que operan en la ciudad , para analizar la situación del sector ante la pandemia de Covid-19.

El primer teniente de alcaldía, Jaume Collboni, ha transmitido a las principales navieras “

la predisposición del Ayuntamiento a recuperar un sector clave para la economía, teniendo en cuenta que Barcelona quiere un modelo de turismo sostenible, medioambiental, social, y compatible con la vida en la ciudad “.

 En este sentido ha recordado que Barcelona firmó un acuerdo para ordenar la actividad crucerística, limitando las terminales a 7 y concentrándose las Muelle Adosado, para reducir las emisiones de los barcos y el impacto medioambiental a largo plazo. Este plan incluye también la mejora de la movilidad entre el Puerto y la ciudad y la creación de espacios ciudadanos.
 
La industria de los cruceros es una industria relevante para el turismo de Barcelona y quiere seguir siendo puerto base de salida y llegada de los cruceros.
  
Por su parte la Presidenta del Puerto de Barcelona, ​​Mercè Conesa ha afirmado que:

la voluntad del Puerto de Barcelona es la de reiniciar la actividad a partir de 2021, trabajando conjuntamente con las autoridades sanitarias para garantizar unas terminales Covid free y unos protocolos seguros para los viajeros y para los ciudadanos de las localidades visitadas “.

Solo esperamos volver a navegar próximamente, cumpliendo con todos los nuevos requisitos exigidos por las autoridades sanitarias ante esta pandemia,  para el disfrute de todos los viajeros.

 Fuente: Cruceros Adicto

Maria Elena Franceschi
TOP CRUISES
Representantes de Norwegian Cruise Line en Venezuela.
www.top-cruises.com

Volver al boletín

Related Posts

Deja un comentario