Todos a Bordo: Políticas de cancelación y de reembolso de las líneas de crucero por el COVID-19

A medida que  han pasado los días, las navieras han tenido que ir extendiendo las cancelaciones de sus cruceros, ya que deben seguir los lineamiento dictados por la CLIA (por sus siglas en inglés) Asociación Internacional de Líneas de Cruceros, y por  el Centro de Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos.


Esto es una prioridad que tienen las líneas de cruceros, de asegurar la salud de sus viajeros, y mientras tanto las navieras se están preparando para reforzar las políticas  de saneamiento y los protocolos que deberán seguir manteniendo  a bordo de todos los barcos, para que los cruceristas se sientan confiados y tranquilos al momento de navegar.

Aunque estoy segura de  que volveremos a navegar, no podemos tapar el sol con un dedo, y reconocer que la industria de los cruceros esta sufriendo un gran impacto debido al COVID-19.

La mayoría de los barcos se encuentran parados, un total de 270 barcos, y además la incertidumbre sobre los viajes ya reservados, hace la situación más compleja.

Por ésta razón, las navieras han implementado una serie de políticas, que desde mi punto de vista son  inéditas, ofreciendo una flexibilidad increíble para que los pasajeros no cancelen su viaje, sino que los pospongan.

En el caso de los pasajeros que se vieron afectados por la cancelación de sus cruceros por el paro voluntario de las navieras, éstas han preparado una serie de compensaciones y políticas de reembolso que varían de una línea a otra, pero básicamente van desde un reembolso total de lo pagado para quienes no desean o no pueden decidir ahora cuando viajar, o un crédito por el valor de lo pagado, que se traduce en un bono para un futuro crucero.

En el caso de Norwegian Cruise Line, si el pasajero tiene un viaje antes del 30 de Septiembre y no puede viajar, se le ofrece un Crédito a Futuro, que lo pude utilizar hasta Diciembre del año 2022. La única condición, es que se debe cancelar con 48 horas mínimo antes de la fecha de salida del viaje.

Para los pasajeros con reservas en salidas canceladas, recibirán automáticamente su reembolso en forma de un crédito de crucero futuro, valorado en el 125% de la tarifa pagada que se pueden usar en salidas hasta el 31 de diciembre de 2022.

Si un pasajero optara por un reembolso, éste será procesado a los 90 días después que se haya enviado la solicitud.

En vista que cada línea naviera tiene sus propias políticas para éstos momentos tan especiales que se está viviendo, sugiero contactar a su agente de viajes, y /o consultar a las páginas oficiales de cada naviera.

Lo que sí  es definitivamente un hecho relevante, es que los pasajeros actualmente tienen muchas facilidades y beneficios para que no cancelen su viaje, sino que lo reprogramen para otro momento, sin ninguna penalidad.

Por: Maria Elena Franceschi – Directora de Top Cruises
Representante de Norwegian Cruise Line para Venezuela

Volver al boletín

Related Posts

Deja un comentario