Costa Rica invierte en turismo de cruceros

Costa Rica quiere extender la temporada de cruceros de forma anual e invertir en infraestructura, esto permitiría al país mejorar sus ingresos por turismo y no quedarse atrás de sus competidores en el Caribe, ni de sus vecinos centroamericanos, quienes han estado invirtiendo considerablemente en atraer turistas por la vía marítima.


Costa Rica tiene la ventaja de ser actualmente el mejor destino para cruceros del istmo, según la revista Porthole Cruise Magazine y The Florida-Caribbean Cruise Association.

El turista de cruceros tiene alto poder adquisitivo, por lo que es apetecido por varios destinos en la región de Centroamérica y el Caribe. Este es el perfil del crucerista que visita Costa Rica, de acuerdo con datos del ICT.

La ubicación estratégica, estar fuera del área de influencia de huracanes y buena imagen turística internacional son las ventajas del país como destino, explicó Rubén Acón, presidente de la Cámara de Comercio, Industria y Turismo de Limón.

Sin embargo, países vecinos que compiten por recibir esos cruceros están invirtiendo de manera agresiva.

Un ejemplo es Panamá, que aprobó la inversión de $18 millones entre 2021 y 2023 para que los cruceros de la empresa Norwegian Cruise Line utilicen a sus puertos como punto de embarque y desembarque.

A ese país llegan más de 140 cruceros por temporada, según cifras de la Autoridad de Turismo de Panamá.

La pasada temporada de cruceros (2017-2018) llegaron 326 mil turistas al país por esta vía, dejando en la economía $8,4 millones (cifras del ICT en miles).

Mientras tanto, Royal Caribbean Cruise, la mayor naviera de cruceros en el mundo, invertirá $27,2 millones en la paradisíaca isla de Roatán, Honduras, que recibe anualmente 1 millón de visitantes por vía marítima.

La ventaja competitiva de estos destinos es que reciben cruceros todo el año; mientras que Costa Rica los acoge de setiembre a mayo.

En tanto, las inversiones están en camino, con la proyección de construir una marina en el muelle de Moín, proyecto que está en licitación.

Esta iniciativa incluye una zona comercial, residencial y atracadero turístico, y operará en 20 hectáreas de las instalaciones del muelle Hernán Garrón Salazar, que seguiría destinando parte de su operación a la carga.

Asimismo, en el Pacífico se proyecta una inversión de $4,5 millones para varios proyectos turísticos.

El más oneroso es el Parque El Muellero, de $2 millones, que conectará al muelle de cruceros con el Parque Marino del Pacífico, y contempla bancas, zonas verdes y una pista de patinaje, entre otros elementos.

A estas inversiones se suma la inclusión de una estrategia relacionada con la industria de cruceros dentro del Departamento de Atracción de Inversiones del Instituto Costarricense de Turismo (ICT).

Para la temporada 2019-2020, se proyecta el arribo de 289 embarcaciones al país.

Del total, 173 cruceros llegarán a los puertos del Pacífico y 116 al Caribe.

Durante la última temporada de cruceros, entre septiembre de 2018 y abril de 2019, ingresaron 326 mil cruceristas, según datos de Migración y Extranjería y las autoridades portuarias.

Los ingresos estimados durante el año 2018 fueron de $8,4 millones, con un gasto promedio de $37 por crucerista, según cifras del ICT.

caribbeannewsdigital.com

Artículos relacionados

Deja un comentario