Un crucero muy especial se prepara en Venecia para surcar los mares del mundo

En agosto zarpará el Prima, el barco más nuevo y exclusivo de Norwegian Cruise Line, y lo hará desde Islandia tras recibir la bendición de su madrina, nada más y nada menos que la estrella de pop americana Katy Perry. El crucero promete ser espectacular.


Fue construido –aún se están rematando por estos días los últimos detalles– atendiendo a lo más avanzado en diseño, tecnología y lujo en los experimentados astilleros Fincantieri de la bonita Venecia, en Italia. La embarcación, de 295 metros de eslora y 142.500 toneladas brutas, realizará viajes por los lugares más bonitos del norte de Europa en una primera etapa, y luego entre Estados Unidos y las Bermudas y Bahamas a partir de octubre.

El Prima es especial. Todo en su interior y prestaciones está pensado para deleitar a un viajero detallista y selecto, que valora los espacios, las vistas, la experiencia gastronómica, la decoración – que firma entre otros el italiano Piero Lissoni- y los distintos ambientes. Tal es así que su casco ha sido decorado por el artista italiano experto en grafitis y 3D Peeta (Manuel Di Rita), y el barco en sí actúa como una especie de galería de arte, con cientos de obras auténticas elegidas especialmente para él y algunas incluso creadas a medida de su elegante ambientación.

En esa búsqueda de apertura y disfrute del entorno marítimo, este crucero contará con una gran terraza exterior, una piscina infinita, un puente de cristal y un gran tobogán, entre otras áreas diseñadas especialmente para que los pasajeros puedan contemplar el mar y vivir una experiencia única a bordo.

Los camarotes de este nuevo crucero albergarán a un total de 3.200 pasajeros y cuentan con dimensiones mayores que las habituales, ya que el ratio de metros por persona ha sido un factor clave en el proyecto. Quienes accedan a su modalidad ‘premium’, llamada The Haven, contarán con zonas exclusivas, así como un increíble solárium, spa al aire libre y servicio de conserje y mayordomo las 24 horas, entre otros privilegios.

Otra de las grandes apuestas de la embarcación construida por los mejores navieros venecianos es su oferta gastronómica, con 18 restaurantes de variada cocina, entre los que destacan la mediterránea de Palomar, especializado en pescado y con una terraza con vistas; el bar sostenible Metropolitan y el espectacular Food Hall en exteriores, con un indio, un mexicano, un italiano y un asador entre otras propuestas. También se ampliará para este nuevo barco la carta de cócteles, vinos y otras bebidas.

A bordo también es posible disfrutar de diversos espectáculos, como el musical dedicado a Donna Summers o los talentosos Noise Boys, así como de una pista de carreras y otros entretenimientos. El barco que ya palpita en Venecia, a punto de ver la luz, es el primero de los seis que tendrá la nueva clase Prima de Norwegian Cruise Line (NCL), líder en cruceros desde hace 55 años.

Por: Laura Pintos

elmundoalinstante.com

Artículos relacionados

Deja un comentario