Industria de cruceros espera que el volumen de pasajeros alcance las cifras preCOVID

La industria de cruceros se muestra optimista sobre su futuro y espera que el volumen de pasajeros a nivel mundial recupere niveles prepandemia a finales del próximo año consiguiendo mejorar en un 12% los niveles de 2019 a finales del año 2026.


La presidenta y consejera delegada de la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros (CLIA), Kelly Craighead, anunció estas optimistas perspectivas en el transcurso de Seatrade Cruise Global (la mayor feria de cruceros a nivel mundial) que se celebra estos días en Miami (Florida), en el que se han compartido nuevos datos que evidencian la resiliencia de la comunidad de cruceros.

“Un crucero es una opción vacacional abierta a todos, responsable y experiencial, convirtiéndose en la mejor alternativa para descubrir el mundo para personas de todas las edades e intereses. Con el apoyo de una comunidad increíblemente resiliente, el futuro de la industria es brillante”, aseguró con satisfacción Craighead.

La intención de los turistas por realizar un crucero está repuntando. El 63% de los cruceristas o potenciales cruceristas indica que es “muy probable” o “probable” que realicen un crucero en los próximos dos años.

El 69% de los encuestados que nunca ha realizado un crucero señala que está abierto a realizar uno, superando los niveles previos a la pandemia.

En relación con la posibilidad de disfrutar de otro crucero, los cruceristas millennials son los que muestran un mayor entusiasmo: el 87% indica que navegará en los próximos años. Este grupo es seguido por la Generación X, con un 85%.

Compromisos de sostenibilidad medioambiental

De cara al futuro, la asociación de cruceros ha anunciado importantes compromisos en materia de sostenibilidad medioambiental que impulsarán la innovación. Entre los anuncios realizados se incluye el compromiso de las navieras que forman parte de CLIA de perseguir llegar a emisiones netas cero en carbono para 2050.

Además, para 2035 todos los barcos que atraquen en puertos donde la conexión a la red eléctrica a tierra esté disponible deberán estar equipados para utilizar la misma, permitiendo el apagado de los motores y eliminando las emisiones de carbono durante el tiempo que esté atracado en el puerto.

Mientras, en aquellos puertos que no dispongan de conexión eléctrica a tierra, los buques utilizarán las tecnologías alternativas bajas en carbono que sean requeridas en cada puerto.

La industria crucerística está intentando reducir la huella de carbono de sus barcos, tanto cuando están atracados en el muelle como navegando, invirtiendo grandes cantidades en tecnologías medioambientales avanzadas y colaborando con ciudades y puertos en la gestión sostenible del destino.

Al equipar los buques con sistemas de conexión a tierra y utilizando esta tecnología en aquellos puertos donde esté disponible, la industria de cruceros puede así eliminar sus emisiones en puerto, beneficiando a las comunidades locales.

Reconociendo que la conexión eléctrica a tierra es solo uno de los caminos hacia la descarbonización, CLIA también ha informado que se unirá al Llamamiento para la Descarbonización del Transporte Marítimo del Global Maritime Forum, que aspira a convertir las cero emisiones en el estándar para 2030.

“La industria de cruceros tiene una extraordinaria capacidad de innovación. Queremos dirigir nuestra experiencia colectiva y compromiso hacia la búsqueda de soluciones para la descarbonización del transporte marítimo. Como industria, continuamos fijándonos objetivos ambiciosos de reducción de huella de carbono”, afirmó el presidente de CLIA, Pierfrancesco Vago.

Agentravel.es

Volver al boletín

Artículos relacionados

Deja un comentario