Iberia-Air Europa: el Brexit es una amenaza para la operación

La salida de Reino Unido de la UE pone en tela de juicio el futuro accionarial de IAG, matriz de Iberia y British, lo cual podría complicar el proceso de autorización de compra de Air Europa por parte de Iberia en manos de las autoridades de Competencia.


Según la legislación comunitaria, para que las aerolíneas puedan volar entre dos aeropuertos de la Unión Europea (UE) deben tener una mayoría de accionistas domiciliados en alguno de los estados miembros. Tras la salida de Reino Unido de la UE, los inversores británicos dejarán de contar como europeos, lo que haría que la gran mayoría del capital de IAG (alrededor del 60%-70%) quede en manos de inversores extra comunitarios.

Esa situación podría hacer que Iberia, Vueling y otras filiales de IAG pierdan su derecho a volar entre Madrid y otros puntos de España y de la UE. Los analistas también creen que esto podría condicionar el proceso de autorización regulatoria de la compra de Air Europa por IAG, publica Expansión (El entorno de Hidalgo teme problemas con la venta a Iberia).

La idea inicial del hólding tras el Brexit es presentar a sus filiales como aerolíneas autónomas con su propia estructura accionarial pero desde Bruselas no está muy convencida de esta alternativa. Cabe recordar que los derechos políticos de Iberia están en una sociedad controlada por El Corte Inglés desde la fusión con BA que dio origen a IAG en 2011.

ALTERNATIVAS TRAS EL BREXIT

Los analistas ponen sobre la mesa otras soluciones que podría aplicar IAG para que el Brexit no interfiera en la operativa de sus aerolíneas. Una es suspender los derechos políticos de los accionistas fuera de la UE, pero esto no parece sostenible y podría dañar el valor de la empresa, además de poder crear una confrontación con los socios afectados, asegura el diario salmón.

Según el banco británico HSBC, la solución pasa por Qatar Airways, que ahora es el principal accionista de IAG con un 22% del capital. “En su presentación de resultados del tercer trimestre y en el día del inversor, la compañía dijo que está trabajando en una estructura para eliminar el bloqueo a los inversores de fuera de la UE. La vía más obvia nos parece que es sacar la participación de Qatar Airways fuera del cómputo de propiedad no europea”, señala Andrew Lobbenberg, analista de aviación de HSBC, en un informe enviado a los inversores (Brexit: Air Europa tendrá ahora el mismo estatus jurídico que Iberia).

Para ello, una posible opción sería “redomiciliar la participación en Europa”. Por ejemplo, Qatar Airways podría traspasar su 22% en IAG a Air Italy. En esta aerolínea italiana, la empresa árabe posee el 49%. Pero para ello necesitaría el permiso y la aportación financiera de Alisarda, el socio que controla el 51% de Air Italy. Si este grupo italiano pierde la mayoría, la aerolínea incumpliría las citadas normas de propiedad de la UE.

La segunda alternativa que propone HSBC es que IAG recompre el 22% de su capital en manos de Qatar Airways, que tiene un valor bursátil de unos 3.000 millones de euros. Para financiar esta inversión, el hólding hispano-británico podría emitir un bono (convertible o no en acciones), que a su vez sería entregado a Qatar Airways “para mantener la relación financiera”. La entidad británica cree que esta operación “permitiría a IAG reabrir la compra de acciones a inversores fuera de la UE, lo que beneficiaría a la acción”.

Preferente

Volver al boletín

Artículos relacionados

Deja un comentario