Delta Air Lines retirará los MD-90 de su flota en 2022

En tres años Delta Air Lines dejará de volar con los MD-90, los últimos aviones de pasillo único que fabricó McDonnell Douglas en la década de 1990 antes de ser absorbida por Boeing. Así se pondrá punto final a una familia de aviones, herederas del DC-9, que estuvieron en servicio durante varias décadas, sobre todo, en aerolíneas de los EEUU.

La que lo vio nacer (y la que lo enterrará)

Delta Air Lines fue la aerolínea que ofició el debut de este modelo y será la que lo entierre. La compañía comenzó a usarlos en 1995, y para el 2022 dejarán de volar con ellos, dos años antes de lo programado, anunció su director de finanzas Paul Jacobson.

De hecho la aerolínea norteamericana fue quitando varias unidades de las operaciones en los últimos tiempos.

Hace dos años contaba con 65 aviones de este tipo en su flota y ahora quedan 34, que tienen una edad promedio de 22,2 años. Para fin de año, otros nueve quedarán aparcados a la espera de ser desguazados y que sus partes sirvan como repuestos para otros aviones.

Delta reemplazará a los antiguos MD-90 con algunos de los modelos que están en espera de ser recibidos. La aerolínea basada en Atlanta tiene pendientes 77 órdenes de compra de A220, y otras 144 de A321 y A321neo, precisó Jacobson.

Los MD-88 también se jubilan

Teniendo en cuenta que muchas grandes aerolíneas no quieren tener aeronaves que superen la década de vida, sorprende la confianza que Delta ha tenido en estos McDonnell Douglas.

Previamente la compañía también jubilará a sus MD-88, una medida similar que está ejecutando su competidora American Airlines, que dejará de volar con la gama MD-80 en septiembre.

Para rutas domésticas

Con una capacidad para 158 pasajeros, este avión de pasillo único cuenta con dos motores Aero Engines V2500.

Actualmente Delta usa el MD-90 para sus rutas en EEUU, que partiendo desde Atlanta llegan hasta El Paso (Texas), Portland (Maine) y Miami (Florida), como los puntos más lejanos.

Evolución del MD-80

El MD-90 era una evolución de la familia del MD-80, modelo desarrollado a partir del McDonnell Douglas DC-9. El salto lo dio en 1989, con un fuselaje más largo (medía 46,5 metros) que su antecesor y con motores más eficientes. Nueve años después nació el MD-95, que fue rebautizado como Boeing 717, cuando el gigante ya estaba a los mandos de la antigua compañía.

Sus principales competidores fueron el A320 y el B737-800, también modelos de pasillo único enfocados en el corto y mediano rango.

Otras aerolíneas que confiaron en el MD-90

Este avión tenía dos variantes: el MD-90 30 (que alcanzaba los 3.860 kilómetros) y el MD-90 30ER (que podía llegar a los 4.426 kilómetros).

Además de Delta, otras compañías que se decidieron por este modelo fueron Saudi Arabian Airlines, Japan Airlines, Uni Air, Lion Air y Iceland Express. Pero ellas también lo fueron retirando de operaciones, y en pocos años los últimos aviones serán guardados en el baúl de los recuerdos.

Fuente: aviacionaldia.com

Artículos relacionados

Deja un comentario